lunes, 27 de mayo de 2013

Los fatales errores de la pena de muerte

REPORTE ESPECIAL 
Hay varios términos que se transforman cuando una persona es sentenciada a muerte,vivir, por ejemplo se traduce en existir. Por muchos años el sistema judicial norteamericano debate acerca de la eficiencia de la pena de muerte. La discusión ha pasado de lo moral a las fatales falencias del sistema.

Quien pensaba que la instalación de la pena de muerte reduciría el crimen, se ha quedado esperando por años a que estro suceda. No ha habido un gran cambio, más bien, lo que si ha bajado es la cantidad de ejecuciones y la abolición de esta práctica en seis Estados más de Norteamérica. Una prueba viva de ello son los mas de 140 convictos que habían sido sentenciados a muerte que demostraron su inocencia, lograron establecer en sus expedientes que había inconsistencias, o que su ADN no tenía nada que ver con el del homicida. Hoy éstas personas son libres, son la prueba de que los dramáticos errores de un sistema que apostaba a la reducción del crimen a través de un castigo temerario.

Melodijoadelita.com entrevistó a Richard Dieter, Director Ejecutivo de Dead Penalty Information Center DPIC en Washington. Una organización sin fines de lucro dedicada a investigar a fondo ésta práctica y que presenta estadísticas e informes capaces de dar un giro completo y hacer reflexionar al sistema judicial.

Falsos testimonios, racismo, pobreza, pruebas forenses y otros elementos sustentan las dudas sobre la implementación de esta condena.

La práctica de la pena de muerte en EU es riesgosa, con errores e ineficiente, nos dice Richard Dieter, Director Ejecutivo de esta organización. De inicio, las razonables dudas se centran en tres factores principales; la raza del convicto, su abogado, y el dinero que tenga para la defensa.

Una defensa a merced del dinero
Ser un abogado en un caso de pena de muerte toma muchas horas de trabajo. Puede tomar un año prepararse para el día del juicio. "La mayoría de los internos no pueden pagar un abogado que les costaría aproximadamente cien mil dólares para representarlos ante el jurado, así que la mayoría de ellos reciben un abogado asignado por el sistema y es ahí donde vienen los problemas, porque aunque parezca increíble éstos abogados son personas recién graduadas que nunca han representado a alguien en un juicio donde esté de por medio la vida del interno, solo lo intentan y hacen errores por su inexperiencia, además tienen otros 50 casos que les quitan tiempo, y no pueden prepararse adecuadamente" nos cuenta Dieter. Los casos son complicados, en ocasiones requieren reunir testigos de todas partes del país y conocimientos legales que ayudan a la pericia de la que carecen éstos juristas. La situación empieza a incomodar a las cortes que reflexionan acerca de estos irremediables errores. "Todo se centra en el dinero, puesto que la Corte no está dispuesta a pagar los servicios de un abogado penal con 10 años de experiencia" afirma Dieter. En la mayoría de los casos criminales hay un claro objetivo; encontrar si la persona es culpable o inocente. De ser culpables el juez le puede dar una sentencia de 10 o 20 años de cárcel. No obstante en estos casos especiales interviene un jurado, testigos, apelaciones y otros recursos que se prolongan el juicio por varias semanas. Experiencias nuevas para muchos de los abogados que se presentan por primera vez en un caso de este nivel, algunos de ellos nunca han defendido a alguien en estas circunstancias. Es decir, en muchas ocasiones la vida o muerte de estas personas está en manos de un inexperto. No se trata de pedir clemencia. En los tribunales se debe exponer toda la historia y vida de la persona sentada en el banquillo; si ha sido abusado, si tiene problemas mentales, su autoestima, familia, historia clínica, herencia, etc. Todo lo que pueda ayudar a la persona a salvarse de la muerte, y en eso entra toda su vida. En EU una persona puede ser condenada a muerte por homicidio.

Pero no es cualquier homicidio; "debe ser en circunstancias especiales; la víctima debe tener menos de 12 años, o deben ser mas de un asesinato, o debe tratarse de un homicida reincidente, o que mate a alguien en prisión, o a un oficial de policía. Hay 20 factores que pueden llevar a la pena de muerte, pero al menos hay que probar aunque sea uno" explica Dieter. Usualmente el jurado es quien decide eso. La severidad de este tema ha llevado a una drástica disminución en las ejecuciones, nos dice Dieter; "han bajado de 300 en un año a 75" y todo se debe principalmente a casos donde aparecieron nuevas evidencias científicas que han revelado que se tiene a la persona equivocada en el estrado, o que ha sido faliblemente condenada. En palabras cortas, la pena de muerte en estos días está agonizando, porque requiere prácticamente una prueba perfecta de la culpabilidad.

Los negros y latinos son mas vulnerables
 El otro factor de gran preocupación en estas penas suele ser la raza. Muchas veces cuando se trata de convictos pobres o de minorías uno se pregunta si esperan la muerte por ser pobres, porque no tienen dinero para un buen abogado, o porque realmente son culpables? Las minorías son las que mas llenas tienen las cárceles; son negros o latinos. Si la víctima es blanca un victimario negro o latino tiene mas probabilidad de ser condenado a muerte. En el corredor de la muerte se reparten casi a partes iguales los porcentajes de blancos (42%)y negros (43%) que aguardan a ser ejecutados. La diferencia es que en proporción los índices se disparan en las minorías si se toma en cuenta que los negros y los latinos conforman tan solo un 10 a 15% de la población Norteamericana. El 12% de los que esperan la muerte en la cárcel son latinos, cifra que ha crecido de la mano de la población latina en EU.

¿Homicidio legal?
El último debate que se presenta en EU, se resume en la facultad que puede tener el Estado para quitar la vida a una persona. Una parte de la opinión pública reconoce que aunque el sentenciado haya cometido delitos horribles, se debe replantear la condena. El problema es que si se ejecuta a un inocente no hay un nuevo juicio, no hay nuevas evidencias, ahí muere. Cuántos han sido ejecutados erróneamente? "Tal vez no se sepa nunca porque muchos de ellos ya están muertos y nadie abogará por ellos" dice Dieter. Desde 1976 cuando se implementó la pena de muerte, se han evidenciado mas de 20 casos de ejecuciones a las personas equivocadas, se tiene registro de diez casos donde surgieron fuertes evidencias que apuntaban a un error. Son situaciones tan delicadas que siempre el manto de la duda se presenta en estas sentencias. Dieter no se atreve a asegurar o ser categórico que estas personas hayan sido inocentes, sin embargo hubo indicios de ello. Es muy difícil de probar. Pero quien se preocupa por investigar si se cometió un error después de una ejecución. Este número se tumba en los subregistros de las "equivocaciones" judiciales, y jamás se conocerá. Mas de 1330 personas se han ejecutado desde que se instaló la pena de muerte hace cuatro décadas.

La agonía a la espera de la muerte
Quien es sentenciado a muerte puede pasar 16 años a la espera del último día. Todos los recursos legales son útiles para retrasar la fecha hasta que se agotan. ¿Qué siente una persona que espera la muerte por tantos años? Le preguntamos a Dieter. "Es un gran problema porque si bien antes estas ejecuciones se efectuaban el siglo pasado con mas anticipación, sin embargo, esperar la muerte en una celda pequeña, aislado, con una hora de patio al día, sin asistir a clases, o visitas restringidas por 15 años es como toda una vida y una condena aparte de la que ya esperan. Es muy confinada y restringida la vida de estas personas. Antes en un año se ejecutaba a la gente, en el siglo pasado, pero ahora es muy larga esta espera". La Corte considera que al ser la pena de muerte una condena especial, debe contar con una revisión de igual carácter; no es solo determinar la culpabilidad. Es tener un juicio justo, que se cuente con una representación legal, que se escoja al jurado, la sentencia es revisada por todas las cortes, y por tanto toma el doble de tiempo comparado a un caso común, pues hay que determinar dos cosas; la culpabilidad y la pena de muerte. Algunos reos padecen problemas mentales y por eso han cometido estos horribles crímenes, pero la mayoría han pasado por infancias muy difíciles, han sido abusados, maltratado, se educaron con muy poco o ningún cariño. Algunos son muy concientes de la persona que fueron antes, la que dejaron atrás cuando se les salía el diablo, y mientras esperan la muerte suelen estrechar lazos de amistad muy fuerte con sus compañeros que están en iguales situaciones. Una ejecución puede posponerse varias veces, aunque en ocasiones son muy puntuales, otros no son tan severos; mientras que en unos Estados se ejecutan mas de 400 ejecuciones al año, en otros solo se hacen 2 o 3 en el mismo periodo de tiempo. La razón es que las cortes están dispuestas a posponer estas fechas. Cuando se recibe un plazo de ejecución por primera vez hay un gran chance que se posponga, pero en Virginia o Texas no es así, en estos lugares se registran pocas apelaciones. Algunos Estados no han tenido ejecuciones en 7 años, se han retrasado. Algunas veces se agotan nuevas evidencias, ¿que más se puede presentar ante la Corte cuando no hay mas recursos y solo queda la ejecución? Hay evidencia de crímenes horrorosos como los que involucran a niños, o asesinato de múltiples víctimas. Hechos que logran la aclamación de quienes opinan que no hay castigo mas justo que el de la pena de muerte. En contraste, éste tipo de hechos violentos se cometen en otros Estados sin tener que matar a los perpetradores. ¿Es posible entender que la pena de muerte y la cadena perpetua son tan distintos? "Ambas te quitan la vida, una a corto y la otra a largo plazo pero sin libertad" define Dieter.  No obstante, una vez que la persona es ejecutada y se encuentra nueva evidencia no hay nada que hacer, ya esta muerto. Y si esto ocurre se comete un grave error, pero si sigue con vida hay una posibilidad de remendar el error.

No hay comentarios:

Publicar un comentario