martes, 5 de marzo de 2013

La última batalla del comandante

[Hugo Chávez junto al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli]


Golpista, rebelde, manipulador, populista, revolucionario, son algunos calificativos con los que se puede describir a Hugo Chávez.

Intentó un golpe de Estado contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez el cual fracasó y por el cual fue encarcelado dos años, hasta ser indultado por el presidente Rafael Caldera.  Chávez se postuló a los comicios presidenciales de 1998 con el apoyo del Movimiento Quinta República que obtuvo la victoria y se consolidó la llamada Revolución Bolivariana en su proyecto socialismo del siglo XXI.

Así con el apoyo de las mayorías se mantuvo en el poder por casi 20 años consecutivos. Tal vez hubiera permanecido en el poder en forma indefinida gracias a las enmiendas efectuadas a la constitución que permitían postularse a cualquier cargo de elección popular de manera continua, pero el cáncer se atravesó no solo en su vida,  sino en sus planes políticos y los acabó.

Hugo Chávez, comandante del pueblo venezolano era casi el único que se atrevía a insultar en público a figuras intocables como Jose Miguel Insulza Secretario de la OEA a quien llamó "un verdadero pendejo", o al ex presidente estadounidense George Bush en el momento en que dijo ante el foro de las Naciones Unidas "aquí estuvo el diablo, aquí huele a azufre, (...) ayer señoras, señores desde esta misma tribuna el señor presidente de Estados Unidos a quien yo llamo el diablo vino aquí" las palabras hacían alusión al reciente discurso del presidente norteamericano ante la ONU.  Después desde  su tribuna y al mejor estilo vulgar mandó a "la mierda y al carajo a los gringos"  justo cuando le dio 72 horas al embajador norteamericano Patrick Duddy para que abandone el país. De igual forma solicitó a su embajador en Washington su retorno inmediato al país.

Otra de las expresiones que hacían gala de su carácter fue la pronunciada al mandatario colombiano Alvaro Uribe a quien calificó de cobarde cuando éste tuvo la intención de emprender un operativo militar en Venezuela; "no le faltó tiempo, le faltaron cojones al caballero (...) Además, lo que estaba detrás de él era la extrema derecha imperial, tratando de generar una guerra. Pero él no se atrevió bastante tiempo tuvo" expresó Chavez.

Vestido de rojo, con boina o uniforme camuflado, Chávez buscaba cristalizar una revolución institucional e ideológica en Venezuela.  Tenía una gran concentración de poder en sus manos,  era un hombre de carácter, autoritario, y con la espontaneidad que le daba para sostener conferencias o discursos públicos por mas de 4 horas continuas si era necesario.  Era un hombre de reflectores, le encantaba llamar la atención de los medios y de los mandatarios durante foros internacionales.  Quién no recuerda el famoso grito del Rey Juan Carlos  "por qué no te callas" momento en que Hugo Chávez denunció un supuesto apoyo en el golpe de Estado en Venezuela de 2002 por parte del gobierno español presidido por José María Aznar a quien calificó de fascista.

En materia de Derechos Humanos la organización Human Rights recordó que Chávez expulsó en el 2008 a sus miembros cuando intentaban hacer una visita a este país.  Su apoyo incondicional a gobiernos represivos como Iran o Cuba, le valieron críticas por parte de varias organizaciones y países del hemisferio, en especial de los Estados Unidos.

Campechano, popular, y sin escrúpulos, Chávez tenía un magnetismo con las clases mas necesitadas de su país que acostumbró al subsidio que amasó con mas cariño y votos al momento de las elecciones.  Su afecto y atención a las clases mas populares también se reflejaron en las estadísticas, la inversión social alcanzó los 400,000 millones de dólares según la CEPAL.

Es difícil catalogarlo como un dictador, pues a pesar de contar con un amplio poder y control en sus manos, todas sus acciones fueron legales, o las legalizaba posteriormente.

Pidió vida dolorosa a Dios cuando los diagnósticos médicos empezaban a ver el lado oscuro de su enfermedad.  A mitad del 2012 dijo que se había curado del cáncer, pero un tiempo después volvieron las malas noticias con la reaparición del mal.

Una cuarta y última intervención quirúrgica lo llevó a la isla de Cuba, con su gran amigo Fidel y Raúl.  Antes dejó una tarea al electorado como presintiendo que no volvería vivo a su tierra natal; "en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente". Tal vez son las palabras que mas retumben en sus seguidores, no solo por ser unas de las últimas que salieron de su boca, sino por encerrar el último deseo de su vida.

A las 4:25 de la tarde del 5 de marzo,  su sucesor Nicolás Maduro, quien ya había ofrecido una conferencia de prensa por mas de una hora previamente, anunció formalmente la muerte del comandante.  Habían transcurrido 87 días desde su última aparición pública, tiempo en permaneció ausente, solo se sabía de él a través de las declaraciones oficiales que daban parte de su salud, o las palabras de sus adversarios que  lo daban por muerto mucho antes del  anuncio de Maduro.

Le hablaban al oído pocas voces, una de ellas era la de Fidel Castro, pero la que mas imaginaba era la del libertador Simón Bolivar de quien buscaba ser prácticamente un espejo, citaba frases o hechos que matizaba con la realidad que vivía su país. Un asunto surrealista ideal para el discurso político cargado de ideología, verdades enteras, otras a medias,  brindar esperanzas al pueblo, o incluso se atrevía a vaticinar escenarios políticos en base a la historia de Bolivar.

Chavez libró su última batalla, ahora le toca a su pueblo enfrentar una de las mas berracas, un chavismo sin su personaje principal.

2 comentarios:

  1. Habrá que analizar sus acciones tras su muerte y el contexto que le rodeaba. Chávez ha dejado un país con muchas situaciones difíciles que tiene que resolver.
    Ahora, hay que esperar si las elecciones próximas que la Constitución señala serán limpias y si la oposición podrá ganar las mismas.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es de que Chavez en sus expresiones no dijo mentiras. Lo que si se puede tal vez es la forma en que lo dijo pero todo lo que dijo era verdad y sigue siendo verdad.Las conciencias de los aludidos son los que deben autojuzgarse para desmentir a Chavez hoy difunto. Por eso lo mandaron a callar el Rey de España, pero sabía muy bien lo que decía Chavez miren que mandó al Proncipe y su esposa al acto del sepelio.Es la conciencia respondiendo.Es mi sincera opinion hacia los acontecimientos del comportamiento de Chavez, Me recordó mucho a nuestro lider asesinado General Omar Torrijos Herrera. Respetuosamente, Ing. Humberto E. Reynolds de Unamuno

    ResponderEliminar