jueves, 7 de marzo de 2013

¿Cómo se mide la lucha contra el narco?

En la lucha antinarcóticos los países Latinoamericanos continúan ejerciendo una política represiva, mas que preventiva o permisiva sobre el consumo, producción y tráfico de drogas.  El acostumbrado balance que suelen hacer los gobiernos en esta tarea se basa en el tonelaje de droga incautada y la cantidad de detenidos tras las rejas.  En Panamá por ejemplo, la Fiscalía Primera de Drogas recibe al año un promedio de 3 mil expedientes de casos de narcotráfico.  De éstos el 30 % son de consumo o posesión de bajas dosis de droga.  ¿Cómo se libra la batalla contra las drogas desde el punto de vista de las autoridades? Una de las grandes incógnitas en el narcotráfico es la cantidad de droga que se produce, en los países suramericanos principalmente, para abastecer los mercados consumidores. Nadie sabe cuánta droga se produce en el mundo. Ni siquiera los carteles tienen esa cifra al dedillo.   Lo que ha llevado a los gobiernos a estimar sin un número certero, la producción que hay en el mundo cada año. No obstante esta situación,  mas profunda llega a ser la reflexión sobre los resultados de esta lucha cuando las autoridades basan sus resultados en el decomiso del 15 o 20% de las incautaciones aunque desconocen la cifra real de producción.

En la siguiente entrevista que forma parte del especial; ¿Qué tan high llega la lucha antinarco?  Hablo el Fiscal Primero de Drogas Javier Caraballo  a quien respondió varias de estas inquietudes y reconoció que debe haber un replaneteamiento sobre la lucha contra las drogas pero no necesariamente dirigido a la despenalización.

Adelita. Usted que pensaría si se tomara un plan piloto donde se lograría despenalizar el consumo de mariguana en Panamá.
Caraballo. Antes de entrar en la legalización de la mariguana como droga quisiera hacer una referencia.  Se habla mucho del fracaso de la lucha antidrogas y hay que reconocer que tal vez no haya tenido los resultados que se esperaban. No obstante los países invierten mucho contra el cáncer y son enfermedades que a pesar de todas las inversiones no se ha logrado superar los grandes problemas de cáncer a nivel mundial. No obstante no se deja de invertir y buscar la cura a nivel mundial y que renunciar a eso es de alguna manera aceptar la muerte. Es un poco lo que ocurre con la droga, es cierto la lucha contra las droga son ha tenido toda la repercusión positiva que se quería no obstante cualquier esfuerzo que logre minimizar el consumo de drogas a controlar el tráfico de drogas resulta mas provechoso que no hacer nada o que simplemente no tener alternativa.. En el tema de la posible legalización regional de un tipo de drogas en este caso de la mariguana nosotros no lo compartimos, no lo compartimos porque la legalización de algún tipo de drogas generalmente tiene efectos negativos en varios sentidos.
Primero cualquier esfuerzo de legalización que se centre en un país específico o dos en ciertas región específica se hace un efecto globo se agudizan los problema en el país que legalizo e incluso podemos tener el turismo de consumo es decir grupos de personas que hacen viajes a este país para consumir y multiplicando los problemas de drogas en este país.
Segundo el consumo de droga tiene implicaciones terribles para el país, y legalizar la mariguana  tendría implicaciones en los programas de salud de los país, es decir habría que invertir mayor cantidad de dinero para tratar a estos consumidores lo cual en países como el nuestro con presupuesto limitado sería un reto interesantes. Pero la pregunta más importante es cuando se habla de legalizar el consumo de una droga es que la droga no llega a los consumidores por arte de magia, para que haya consumo tiene que haber tráfico, comercio,  entonces legalizar el consumo de alguna manera implicar el como le llega esa droga a la población.

Adelita. Pero igual le llega a esa droga a la población, solo que actualmente para adquirirla lo debe hacer en lugares donde hay crimen y están mas expuestos a que les pase algo por esa forma de venta a que si hay un control. 
Caraballo. Bueno es que hay que partir por algo, el tema de la criminalización de venta de mariguana como es el caso que nos estamos planteando, lo único que hace es mutar la organización que provee este tipo de drogas mutar a otro tipo de drogas y lo que tendríamos es a la misma sociedad con los problemas de una droga como la mariguana legalizada y con la misma criminalidad mutando hacia drogas mas letales, mas duras y ofreciéndosela de igual manera ilícita.

Adelita. Se que es un poquito alarmante a la cultura y civilización y si, el camino es llegar a legalizar las drogas duras, y se quiere empezar por el cannabis para que en vez de usar el dinero en seguridad se use en tratamientos y prevención. 
Caraballo. Mire de los pocos países que han ensayado la legalización de algún  tipo consumo de drogas, no conozco alguno que haya bajado sensiblemente su presupuesto en seguridad por legalizar la mariguana, y es que al legalizar solo la mariguana se desplaza la criminalidad del tráfico a otra sustancia y tienes los mismos gastos; uno para controlar el trafico de otro tipo de sustancias que van surgiendo a raíz de la legalización de la mariguana. Y dos, que una legalización totalmente abierta de la mariguana resulta bastante difícil de controlar y tendrías gastos para controlar  ese consumo que no podría ser abierto.  Ejemplo, cómo controlas en un ámbito de legalización el consumo de mariguana en estadios?

Adelita. Igual que ahora controla el consumo de alcohol o de tabaco. 
Caraballo. Es que la legalización de drogas como la mariguana con el consumo de alcohol nos lleva a algunos efectos en el cuerpo diferentes al alcohol como alucinaciones, agresividad, que si bien el alcohol lo genera en menor proporción,  entonces estaríamos enfrentándonos a personas en eventos de concentración masiva bajo el consumo de mariguana y toda esta regulación a menores de edad consumiendo mariguana. Entonces el hecho de que la mariguana sea legal le haría mas fácil de obtener por la probación y regular este tipo de circunstancias sería tan costoso o igual de costoso que regular la venta y el consumo como lo tenemos hoy día.

Adelita.  Lo que puedo ver de esta observación es ¿qué costaría lo mismo legalizarla porque de todas maneras los recursos tendrían que dirigirse al control de drogas duras? 
Caraballo. No como le decía hay implicaciones de salubridad, todo este tipo de sustancias tienen efectos en la salud y de una u otra forma tendríamos, si queremos como gobierno y sociedad ser responsables, aumentar los gastos en salubridad para mantener o sobrellevar los gastos de salubridad para las personas que consumen droga. Pero también tienen implicaciones morales, es decir, si hoy día le resulta difícil a un padre decirle a su hijo no tomes cerveza o no tomes alcohol toda vez de que se ha convertido en algo normal, por ser legal en la sociedad que se consuma alcohol, como le dirías a tu hijo no consumas mariguana si esta en toda las esquinas. Entonces también tiene implicaciones morales, y de implicaciones en la productividad trabajo, en cuanto a las relaciones sociales.  Es decir, tener una mayor población con acceso al consumo de este tipo de droga tiene una serie de implicaciones sociales que a nuestro criterio la sociedad no esta preparada.

Adelita. ¿Si veo que esa argumentación es debatible con esto. Los efectos de la mariguana pueden ser inmediatos al igual que el alcohol o el tabaco, sin embargo, se sigue consumiendo la mariguana aunque esté prohibida y los padres tampoco han podido terminar de darle esa moral a sus hijos y decirle no la consumas, o es que por estar prohibida como padres podemos estar seguros de que no la consumirán? 
Caraballo. Tal vez es un mayor control.  Pero hay un aspecto que no podemos dejar de analizar, que la mariguana, a pesar de ser una droga blanda, se constituye así lo dicen las estadísticas en una droga de entrada. Es decir, las personas inician con la mariguana y cuando el cuerpo se acostumbra al consumo de esta droga y llega un momento en que ya no le hacen los mismos efectos,  termina consumiendo otro tipo  drogas es decir, pasa de la mariguana  a drogas mas duras y letales.

Adelita. Ahí tengo que disentir con usted, hay estudios donde hablan de que una correcta instrucción a los jóvenes acerca de los efectos de la mariguana ayuda a que lo hagan responsable y no lo toman como droga de entrada. 
Caraballo. Ahí si disiento. Nosotros a diario trabajamos con consumidores de droga, por lo menos en nuestro sistema la mayoría de la droga que llega al consumo de otras drogas empezó por la mariguana. no obstante esos programas que usted dice  de buena orientación que permite que los jóvenes no consuman droga se pueden aplicar totalmente en un sistema como el de hoy frente a la no legalización o la posesión. Y ahí caemos en el punto focal, cualquier programa que pretenda resolver el problema de drogas en una sociedad o en el mundo tiene que basarse en tres  pilares y no irse en uno solo; prevención, represión y rehabilitación. El problema que tenemos hoy día es que tenemos sistemas que se enfocan mucho en la prevención o en la represión y ninguno quiere hacer de manera integral hacer el trabajo que es los tres pilares.  Prevenir que mas personas incurran en el consumo de drogas, reprimir fuertemente las actividades que favorecen y promueven el consumo de drogas como son el trafico internacional, trafico con siembra cultivo y demás, y rehabilitar de una manera fuerte y decidida a las personas que incurran en este tipo de conductas.

Adelita. Fiscal le voy a dar unas estadísticas. Un estudio de la WOLA habla acerca de las leyes de drogas y las cárceles en Latinoamérica.  En el estudio explican que la guerra ha traído un efecto contrario a los sistemas penitenciarios. Se trata por igual a todos, a usted que tiene 100 grs o a quien trafica 10 kilos. Personas que han agarrado con pocas cantidades quedan en el sistema por penas severísimas.  ¿Qué usted tiene que decir con respecto a eso?
Caraballo. Empezando vale la pena aclarar que en nuestro país el consumo de drogas hace mucho que fue despenalizado y la posesión de drogas mínima para el consumo no tiene pena de prisión.


Adelita. ¿Si usted agarra una persona con 300 grs qué hace? 
Caraballo. Es que una persona con 300 grs no los tiene para su consumo. Una persona con trescientos gramos esta vendiendo o tiene esa droga para de alguna manera dársela en venta o en traspaso a otro titulo a una tercera persona. Entonces estamos hablando ya de circunstancias diferentes.  Y en el tema de las penalidades, las penalidades no son las mismas, nuestro sistema tiene diferentes conducta y las penalidades van de acuerdo  la gravedad de la conducta.  Tal vez donde hemos fallado como sociedad  y donde vienen fallando muchas sociedades es en la rehabilitación porque tal vez si tendríamos cárceles que permitieran una mejor clasificación y un programa efectivo de rehabilitación tanto de consumidores como de traficantes no tendríamos problemas de cárceles. 18.02 pero ojo no estamos hablando de que el centro del problema sea  la represión. Estamos hablando de que la represión no va acompañada de medidas de prevención y rehabilitación no es suficiente.

Adelita.  Entonces si una persona que sea agarrada con droga y que tenga  problemas de adicción que vaya a la cárcel o a un sistema de tratamiento. 
Caraballo. Bueno estamos hablando de que si una persona que tiene problemas de adicción de drogas se le encuentra con una cantidad de droga para su consumo, es decir, su conducta es solo para si mismo, se dedica solo para el consumo de drogas debe ir a un programa de rehabilitación y deben existir programas de rehabilitación buenos que le sirvan para salir de ese problema.  Diferente es la situación de una persona que so pretexto de financiar su consumo de drogas se dedica a la distribución de drogas l esta haciendo un daño a la sociedad y esa persona no basta con llevarla a un programa de rehabilitación y quitarle su problema de consumo, sino también hacerle ver que su actitud de dañar al resto de la sociedad es mala para el aglomerado.

Adelita. Vamos por partes fiscal. Usted ha utilizado varios vocablos que me indican que el sistema no esta funcionando como quisiéramos. Lo que veo que hay son cárceles llenas de gente que tal vez no tuvo una función preponderante en el cartel. Le hago una pregunta precisa, ¿a cuántos capos ha agarrado usted? 
Caraballo.  Mire nosotros aquí en Panamá nos hemos distinguido por las grandes incautaciones de droga y a las personas independientemente del nivel que tengan que encontremos vinculados a este tipo de conductas las llevamos a juicio a todas. Es que resulta muy trivial llevar la conversación o el análisis a un tema muy, decir bueno cuantos capos y que yo me ponga contar uno, dos, tres, cuatro.  No se trata de eso, se trata de que tenemos un sistema que cuando encuentras las personas vinculadas al trafico de drogas las procesas y los llevas. No importa si esta persona era solo un mulero que responderá por esos actos o si era un gran capo. Si lo encontramos ya sea un mulero o un capo le hacemos responsable por sus actos y de eso se trata el sistema.

Adelita. Entonces volvemos al principio, no hay distinción entre un mulero y un gran transportador de droga. 
Caraballo. Si hay distinción porque tenemos penas diferentes y situaciones diferentes.

Adelita. Igual son severas las penas, se acaban de elevar.
Caraballo. Si estamos hablando de trafico internacional de drogas es una conducta socialmente muy reprochable y las penas deben ser severas.  Vuelvo y le digo, el kit del asunto a nuestro criterio y por eso no estamos y podemos estar de acuerdo con el tema de la legalización, es tal vez no se tengan todos los resultados positivos que se ha querido con el tema de la lucha contra las drogas.  Pero la solución no es dejar de luchar. La solución es acompañar las medidas de represión con medidas de prevención y rehabilitación.

Adelita. Le hago una pregunta que tal vez me pueda responder, en un año cuántos expedientes de droga maneja usted en su despacho. 
Caraballo. Bueno a nivel nacional estamos manejando un promedio de 2,800 a 3 mil expedientes de droga en todo el país.

Adelita. Esos dos mil ochocientos casos como a cuanta gente involucra en cuanto a acusados.
Caraballo. Bueno es realmente no tengo aquí esa estadística pero estamos hablando de una cantidad importante de personas.

Adelita. ¿Si en cada caso puede haber dos o tres implicados mínimo estamos hablando prácticamente de 10 mil gentes al año, podría ser? 
Caraballo. No mucho menos que eso tal vez unas 5 mil persona o 4 mil personas, no se no es una cifra pero...

Adelita. Porque le pregunto esto fiscal, para que la audiencia pueda tener una idea de lo que pasa en el sistema y la mora judicial. ¿Cuánto le toma a usted llevar a esta persona a juicio desde que la agarra? 
Caraballo. Mire hay un tema que hay que aclarar aquí. Es cierto nosotros vinculamos esa cantidad de personas, pero de ellos hay una gran cantidad de personas, tal vez un 30% de esas personas que son procesadas por posesión simple de drogas. No van a la cárcel y que a lo sumo cuando el proceso terminaran con una pena pecuniaria, es decir una multa o con una conminación a ir algún tipo de programas  de rehabilitación.

Adelita. Esas son las menos. 
Caraballo. Aunque no lo crea tenemos un porcentaje importante de esos casos que son de esas personas.

Adelita. Hasta que esos casos se resuelven cuanto toma. 
Caraballo. El problema esta en que a la sociedad le llama la atención son los grandes casos y no le llama la atención a pesar de que son un numero representativo importante estos casos donde se agarra la persona en consumo o posesión modesta de droga donde se le combina a ir a un programa de rehabilitación o se le pone una pecuniaria de multa. Entonces estos casos no tienen la relevancia social para los medios que tal vez tengan los casos...

Adelita. La tienen para esta entrevista, ¿tendrá un porcentaje de estos casos de todo el universo? 
Caraballo. Bueno la verdad es que depende mucho de que tan grande y complicado sea el caso hay casos de esos que se terminan en unos pocos meses y hay casos que duran un año dos años por la cantidad de imputados.

Adelita. ¿Pero si es posesión simple porque dura tanto? 
Caraballo. Estamos hablando del universo de los casos, usted me pidió una cifra respecto al universo de los casos, le digo. Si estamos hablando de los casos de posesión simple son casos bastante rápidos donde en unos pocos meses lo tenemos ante los tribunales algunos casos un poco mas complicados de tráfico internacional de tráfico de drogas nos dura un poco mas.

Adelita. No claro, ¿cual es el porcentaje de posesión simple? 
Caraballo. Bueno no tengo cifras aquí pero podríamos hablar de 30 a 35% de los casos. Estamos hablando de que 30 o 35% de todos los casos estamos hablando de una cantidad importante, si estamos hablando de un promedio de 2 mil 2,500 casos  estamos hablando de que un 30, 35% representa unos 700, u 800 casos al año.

Adelita. De estos casos la mayoría, me imagino están por cocaína o por mariguana. 
Caraballo. Si efectivamente esas son, la mayoría esta por mariguana, la gran mayoría están por mariguana otros por cocaína y su modalidad de crack o piedra que son las tres drogas mas consumidas.

Adelita. Este universo que nos cuenta me llama la atención porque estas personas van a pasar tres años en la cárcel. ¿Qué no es complejo en droga? 
Caraballo. Bueno esa complejidad no va necesariamente en proporción a la cantidad. Tenemos casos de una persona que agarraste en un carro con 300 kilos de cocaína y se hace confeso y ese caso no es complejo, tal vez ese caso lo podemos sacar en poco tiempo.

Adelita. Si confiesa la culpabilidad
Caraballo. Exactamente la complejidad va en otros elementos que podría tener el caso que nos permitan una investigación un poco mas rápida o mas certera. La complejidad no va necesariamente en función a la cantidad de droga.

Adelita. Algunos temas acerca del sistema penitenciario, en el estudio de WOLA se buscó en Colombia uno de los productores de cocaína, se observó que el 2% de la población  penitenciaria eran capos y al 98% no se le pudo comprobar su relación con el cartel o su posición, eso es muy parecido a lo que ocurre en nuestro país. 
Caraballo. Lo que ocurre y eso tiene que ver mucho con la estructura misma del  grupo organizado, en la practica es un grupo organizado que se dedica al narcotráfico, hay muchos indios y pocos caciques. Entonces así sea que desmanteles un grupo completo te vas a encontrar con que ese grupo completo de 30 o 40 personas que desmantelaste uno o dos serán los capos.

Adelita. Y por ende la cárcel va a seguir llena de esas gentes por años. 
Caraballo. Si pero es que el resto igualmente tuvieron una contribución y participación en las conductas. Entonces no nos pueden pedir, no se puede esperar que el 50% de la gente en la cárcel sea capo si al final en un grupo criminal los menos son los capos, los menos son los que manejan, entonces no se puede medir el resultado en cuantos capos tienen detenidos.

Adelita. Los mismos sistemas son los que miden la lucha contra las drogas, los resultados en base a la cantidad de droga incautada y en la cantidad de personas que están detenidas así es como se mide.
Caraballo. En la cantidad de personas, pero voy a la pregunta que usted me hacía, de esos cuántos son grandes capos, un porcentaje usted decía que es menor del resto y eso es cierto eso tiene que ver con la estructura misma de los grupos criminales porque en los grupos criminales hay uno o dos capos que manejan al resto de las personas que también están delinquiendo. Entonces así desmanteles a un grupo completo te vas a encontrar con que solo lograste detener a uno o dos capos y a 30 o 40 personas que eran sus lugartenientes, cargadores y demás. Esa es la estructura del grupo del crimen organizado y esa estructura se va a repetir o se va a reproducir en cuanto a la cantidad de gente que detengas.

Adelita. Fiscal deberíamos de ver que la lucha tiene que estar mas a favor de las autoridad que de otra forma, en cambio cada vez hay mas drogas en las calles, hay mas carteles.  Bueno hubiera sido que la población consumidora redujera, eso es una batalla ganada tal vez.
Caraballo. Yo creo que empezando la entrevista partí señalándole que no se ha tenido el resultado positivo que se ha esperado respecto a la lucha contra las drogas, no obstante, el hecho de que no se logre reducir la cantidad de drogas que se trafica en el mundo que se trafica a nivel regional, no quiere decir que haya que abandonar la lucha sino todo lo contrario doblegamos esfuerzos. Es decir, me parece a mi socialmente irresponsable que le demos la espala a esa realidad como no se ha logrado reducir la cantidad de droga que se trafica a nivel global entonces sentémonos y dejemos que el mundo se llene de droga.

Adelita. No, replanteemos la forma en que estamos luchando. 
Caraballo. Si el replanteamiento para esto no debe partir con decir bueno vamos a legalizar todas las drogas como plantean algunos.  O vamos a legalizar y dejar que las drogas pasen libremente, tiene que partir necesariamente con acompañar las medidas de represión con medidas de prevención y rehabilitación.

Adelita. ¿Cuál sería para usted un replanteamiento después de 50 años después de la firma, para usted como fiscal de drogas, cual sería un replanteamiento responsable en la lucha contra las drogas?
Caraballo.   Bueno, tal vez debemos de equilibrar en los presupuestos de los países el presupuesto en prevención, represión y rehabilitación. Que haya un verdadero equilibrio. Que se designe lo mismo, el presupuesto igual para prevención, represión y rehabilitación. Que realmente no veamos a las personas que están en las cárceles simplemente como alguien que se alejó de la sociedad sino que se hagan esfuerzos serios para rehabilitarlos y que se hagan esfuerzos serios también para evitar que mas jóvenes caigan en el consumo de drogas. Y estas dos medidas acompañadas de una buena represión, estoy seguro nos van a llevar a mejores resultados.

Adelita. ¿Qué opina que el presidente Santos, el ex presidente Bill Clinton... se han adherido a este replanteamiento en la lucha contra las drogas?
Caraballo. Bueno efectivamente no es que nosotros estemos en contra del replanteamiento en la lucha contra las drogas.

Adelita.  Pero ellos (Beckley) replantean con tendencia a despenalizar la mariguana. 
Caraballo. Vuelvo y le digo nosotros no estamos en contra del replanteamiento no obstante diferimos sensiblemente en cómo replantearlo. Nosotros en lo particular consideramos que legalizar una o todas las drogas o una conducta o todas las conductas relacionadas con drogas va a traer mas problemas que soluciones.

Adelita. ¿O sea que usted no sería un firmante de esta carta? 
Caraballo. Obviamente no.

Adelita. ¿Y qué opina de que por ejemplo el presidente Santos, que es un presidente que actualmente está enfrentado una de las peores luchas como país productor, piensa que si?
Caraballo. Vuelvo y le digo yo  en ninguno de estos países he visto que se ha abandonado la represión contra las drogas, independientemente de que se este estudiando o se este verificando como se puede replantear  sin que haya nada acabado en como se puede replantear la lucha, no obstante, continúan con las medidas de represión.

Adelita. ¿Qué opina del proyecto de Uruguay? 
Caraballo. Habría que ver como funciona ese proyecto en Uruguay, no obstante vale la pena notar que el problema de drogas que tiene Uruguay es totalmente diferente al que tienen los países de Centroamérica y el triángulo norte, estamos hablando de realidades totalmente diferentes. Nosotros consideramos que incluso visto desde realidades diferentes o sensiblemente un poco menos complejas como la de Uruguay la legalización es un gran reto que entrañaría una serie de complicaciones sociales.

Adelita. Los planteamientos que se hablan aquí es que al tener un control sobre el consumo también se tendrán en la calidad de las drogas y que los impuestos se usarían para programas de prevención y rehabilitación. 
Caraballo. Hombre yo creo que nuevamente se parte de una posición demasiado optimista de que con la legalización de determinadas drogas o la legalización de una droga se acaba el comercio ilegal de drogas. Incluso con la legalización de un tipo de drogas no necesariamente se acaba el comercio ilegal de esa droga y no es que necesariamente el Estado que se convierta en el nuevo proveedor legal de este tipo de sustancias vaya a desplazar de forma automática y perfecta a los grupos criminales. Eso no es tan fácil y tan automático como se plantea no obstante el tema aquí y la discusión no se puede llevar a qué le genera mas ganancias al Estado.

Adelita. No, eso es una alternativa porque tampoco vamos a vivir de la adicción del otro, lo que está planteando es que ahora mismo esa ganancia esta en manos de criminales. 
Caraballo. Lo que hay que hacer a nuestro criterio es evitar es que cualquier grupo de personas, sociedad o entidad evite vivir de someter al resto de la población en consumo, llámese grupos organizados, comercio. No es moral, no es conforme a las proyecciones de la sociedad que queremos el lucrar con...

Adelita. ¿Cuál es la población adicta de Panamá en mariguana o cocaína, cuáles son los más recientes registros que hay?
Caraballo. Como fiscal de drogas no tengo esas estadísticas, nosotros estamos enfocados en nuestro trabajo en el tema de la represión y son otras autoridades las que tienen que ver con este tema.

Adelita. Pero ni siquiera se tiene una cifra de comparación de cinco años a la fecha no se ha hecho una encuesta de drogas tampoco en el país. ¿Por qué cree que esa es una política sería en la lucha contra las drogas si ni siquiera saben cuanta gente es adicta. 
Caraballo. Bueno, yo vuelvo y le repito nosotros somos creyentes de que la solución tiene ir acompañada de los tres pilares fundamentales sobre rehabilitación, prevención y represión, nosotros por mandato del Estado estamos en el tema de la represión y estamos cumpliendo con nuestra labor de represión.

Adelita. Bueno yo le voy a decir algunas frases y usted en palabras cortas puede decirme eso es falso, eso es cierto, tengo este comentario.  La droga se adquiere aunque haya represión en las calles, haya o no igualmente se adquiere la droga. 
Caraballo. No con la misma facilidad.

Adelita. La droga que pasa por el país igualmente llega a los EU porque se ha comprobado que máximo el 20% de la droga incautada es la que retienen las autoridades, el resto pasa, eso es ganar o perder. 
Caraballo. Bueno yo no lo vería en términos absolutos de ganar o perder en este tema no hay blanco y negros

Adelita. En su forma de ver esto que el 20, 10 o 15% de la droga se agarre qué significa. 
Caraballo. Significa que has liberado una gran parte de la población del consumo de drogas, que te falta mucho por hacer, pero que el 20%, o sea evita que el 20% que corresponde tal vez a 700 u 800 toneladas de droga lleguen a afectar a la población mundial es un paso adelante. Que hay que hacer mas eso es cierto.

Adelita. Sin embargo este porcentaje se ha mantenido en los últimos años y no se ha podido avanzar por ejemplo de que este año se incaute el 30% de la droga o que se ha logrado avanzar en estos registros. 
Caraballo. Cada vez que se habla de porcentajes, referente a que porcentaje de droga se incauta respecto a la que se produce y demás me causa algo de risa sobre todo porque nadie sabe cuanta droga se produce ni cuanta droga pasa, entonces estas cifras son extremadamente especulativas, poco científicas y no podemos basarnos de manera seria en ellas.

Adelita. Un consumo controlado del Estado es más sano o no, que adquirirlo de un proveedor que no se sabe ni qué tiene esa droga. 
Caraballo. Bueno un consumo de manos del Estado en principio debiese ser mas sano pero es como preguntarle a la población si quiere morir a los cinco años o a los quince. Es decir no hay consumo de droga que sea sano, y un consumo controlado por el Estado no necesariamente implica que no vaya haber un tráfico ilegal por parte de grupos criminales que no obedezcan a estas  políticas del Estado.

Adelita. Muchas autoridades que deben luchar en contra de la droga están involucrados en el tráfico de drogas, ¿esto qué síntoma es? 
Caraballo. Bueno obviamente los recursos del crimen organizado en general tienen como efecto ser un imán para la corrupción, así como se lucha contra las drogas hay una lucha que hay que hacer y que se está haciendo en contra de la corrupción de los funcionarios públicos.

Adelita. Pero eso no es muy bueno para quienes están luchando en contra de... 
Caraballo. Digo obviamente eso no es positivo no? 43.16 yo diría que hay casos no muy cercanos en nuestro país de personas muy vinculadas a esto no obstante vuelvo y le digo así como se lucha contra las drogas se debe luchar contra la corrupción y es un tema con sustancia del otro, hay que hacer la lucha en contra del narcotráfico y hay que ir depurando cada vez mas a los grupos que están enfrentando esta lucha para que no caigan en actos de corrupción.

Adelita.
¿Tiene idea cuánto se invierte en Panamá en la lucha contra las drogas? 
Caraballo. No, la verdad no tengo idea, el presupuesto en seguridad en nuestro país se diluye en una cantidad diferente de conductas, por lo menos hasta donde sabemos una estadística exclusiva de lo que se enfoca el tema de drogas. Guatemala y otros países han hablado de la necesidad de replantear la lucha contra las drogas lo cual nosotros somos un convencido de que siempre hay que ver mejores formas de lo que se esta haciendo, no obstante, no hemos visto un programa acabado que diga paso a paso cómo va a ser o como debe hacerse ese criterio, o ese replanteamiento de manera que poco podemos decir de algo que hasta ahora no se conoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario