jueves, 13 de diciembre de 2012

La nueva ruta contra el narco II

Un paso fundamental en la lucha antinarcóticos tal vez iniciaría por aceptar que la adicción es un problema medico y que los adictos deben de ser tratados desde esta perspectiva y no bajo un trato criminal.

La ONU estima que existen 230 millones de consumidores en el mundo, de ellos el 90 % no esta clasificado como problemático. Pero los políticos no han logrado aún una estrategia sobre cómo lidiar con este mercado consumidor. Cuando se sorprende a un consumidor en acción se le encarcela con largas penas, como si los barrotes le fueran curar su adicción. Otros países, en cambio, estas personas son enviadas a centros de rehabilitación donde un equipo de expertos se encarga de su tratamiento y este individuo se reinserta en la sociedad. No se trata de aplicar castigos sin compasión para enderezar, sino de sanar.

En ciertos estados de los Estados Unidos han decidido despenalizar el consumo de la mariguana, en otros países extendieron la medida a todas las drogas. Pareciera una paradoja, se invierten miles de millones de dólares contra la producción y el tráfico, pero finalmente se legaliza el consumo. Algo no esta bien. Suena ilógico.

Solo en México mas de 80 mil personas han muerto a causa de la lucha antidrogas, en cambio cada vez hay mas disponibilidad en los mercados. Las políticas represivas no han logrado contener el flujo, consumo o la violencia que causa el tráfico de estupefacientes.

¿Quien se ha preocupado por reducir la demanda en el consumo de drogas con la misma intensidad en que se libra la batalla policial o militar?

Muchos anuncios sobre las consecuencias del consumo de drogas se difunden por los medios de comunicación, en su mayoría abordan la situación con un tema central moralista y conservador, pero refutable ante una simple comparación con la ley seca que vivió el norte a mediados del siglo pasado.

Algunos de los ex presidentes que culminan su mandato reflexionan sobre los constantes y millonarios intentos, los combates y las políticas de cero tolerancia que implementaron para frenar el problema, y finalmente no encuentran otra opción que girar drásticamente el timón.

En 2009 hubo 1,6 millones de arrestos relacionados con las drogas en los EU, de ellos 1.3 millones fue por posesión de drogas, mas de la mitad estaban relacionados con la mariguana.

La evaluación de esta batalla parece medirse con la cantidad de capos detenidos que se extraen de la red criminal, o a raíz de las toneladas incautadas. Sin embargo la realidad es clara; cada año hay mas gente en prisión, mas plantas se extirpan de raíz, pero estos números no parecen ser los mas negros para evaluar el éxito de la lucha antidrogas. Sería interesante, mas bien, medir cuántos adictos se han rehabilitado en un año, o a cómo se ha reducido el consumo de drogas en ciertos distritos o comunidades. Es necesario, por tanto, replantear la lucha antidrogas con estrategias mas inteligentes.

Miremos a Portugal; despenalizó el consumo de todas las drogas desde el 2001. Los adictos por tanto, en vez de ir a prisión, asisten a una comisión disuasiva conformada por trabajadores sociales y psiquiatras que les ayudan a enfrentar el problema. En Portugal el consumo de drogas ha decaído sustancialmente desde su legalización. Lo que antes era un primer punto en la agenda gubernamental pasó por tanto a un tercer plano debido al enfoque que implementó el gobierno.

En el resto de los países donde el consumo esta penalizado en cambio, cada vez hay mas adictos, mas muertos, mas presos, mas violencia. No obstante, la reflexión de algunos ex presidentes y mandatarios que se enfrentan a diario a esta lucha, motivan un nuevo enfoque. Escuché decir al presidente colombiano Juan Manuel Santos basado en su experiencia, algo como esto; es como estar en una bicicleta estática y hacer un gran esfuerzo en el pedaleo, pero al mirar a la derecha y a la izquierda uno se da cuenta que a pesar del trabajo todo esta igual, no hay avances.

El problema abre un debate sobre las experiencias de quienes antes han estado sentados en la silla presidencial y ahora reflexionan sobre si sus acciones militares, policiales y de inteligencia han logrado disminuir significativamente cualquiera de los males que causa este delito. Dicho de otras forma, se vale preguntar si los multimillonarios esfuerzos realmente están dando resultados o apareciendo mas muertos.

Cierro esta reflexión después de haber visto un video interesantísimo titulado www.breakingthetaboo.com disponible en la web donde ex presidentes, premios Nobel e investigadores del tema realizaron un documental que explica con detalle este complejo engranaje con sus avances y retrocesos. De él rescato la frase de una de sus protagonistas miembro del Beckley Foundation que parece resumir en una frase esta complicada y multimillonaria batalla “un mundo libre de droga es una utopía, la lucha antidrogas no elimina el deseo por las drogas”, Amanda Feilding.

No hay comentarios:

Publicar un comentario