miércoles, 7 de noviembre de 2012

Denver, pionero en legalizar la marihuana

Denver liberó el cultivo de "plantitas" de marihuana. Dá la bienvenida a la legalización del consumo recreativo de la droga.

Los residentes de Colorado mayores de 21 años podrían fumar marihuana sin tener que ocultarse después de que se aprobara el uso recreativo de esta droga así como la producción, distribución y comercialización.

La historia sobre la lucha contra las drogas marca un hito histórico después de someter a consideración del electorado del Estado de Colorado la legalización de la marihuana para uso recreativo. La enmienda 64 aprobada por el 50,5 de los votantes, pese al rechazo del 47,5 de quienes objetaban esta medida, permitirá la posesión, producción, distribución y comercialización de la droga.

A pesar de haber recibido el SI por una estrecha mayoría, la enmienda no detalla cómo se comercializará la industria de la marihuana en el Estado y/o su regulación, sin embargo deja claro que el Estado es quien determinará estos sitios especiales para la venta de la droga, un planteamiento similar al que se estila en otros sitios donde la marihuana tiene fines medicinales. Aún sin haber logrado estas especificaciones, sus proponentes consideran que a partir del 2014 habrá establecimientos dedicados a esta actividad.

Esta enmienda, primera en su clase en ser aprobada en los Estados Unidos no solo despenaliza el uso de la marihuana para fines medicinales sino que permitiría incluso el cultivo hasta de 6 plantas en las casas, siempre y cuando el responsable sea un adulto mayor de 21 años. A partir de ese momento, los impuestos de esta operación comercial redituarán en el gobierno estatal.

Aunque podrían surgir reveses jurídicos a la enmienda 64, si se implementa esta medida quienes dejarían de percibir ingresos multimillonarios son los narcotraficantes mexicanos. Principal proveedor de marihuana a los Estados Unidos.

Es decir, Colorado por ejemplo, pasaría de ser un mero importador a un productor de su demanda que podría suplir, incluso, a otros mercados a nivel nacional.

Ahora bien, la legalización de la marihuana no significa que será implementada de inmediato, pues a escala nacional la sustancia sigue siendo ilegal a nivel federal. Quiere decir, que a pesar de que el electorado dijo SI a la consulta, los productores, distribuidores y comercializadores norteamericanos seguirán enfrentando riesgos de aprehensión y cárcel, aun si su actividad es legal bajo la norma estatal. En consecuencia seguirá habiendo una cuota o prima de riesgo que infle el precio del gramo de la marihuana.

Actualmente un porcentaje elevado de la marihuana se importa de México, la literatura estima que entre un 40 al 70%. Si se llegara implementar la legalización entonces el costo del gramo de la droga dependería crucialmente de los precios de producción y venta bajo condiciones de legalidad. Si tomamos en cuenta que un factor determinante del precio de la marihuana puesta en EU incluye el efecto del riesgo en que incurren los narcos al entrar al mercado norteamericano, podríamos predecir un bajón en los precios al consumidor de esta droga. Pues el precio que paga un consumidor por un gramo de marihuana no representa el costo de producción por si solo, sino de los riegos de la cadena de producción - distribución de ese gramo al enfrentar un mercado ilegal. Un estudio basado en la estimación elaborada en 2010 bajo los auspicios de la RAND Corporation para el caso de California, cuya conclusión principal explica que una legalización a nivel estatal podría tener un severo efecto de desplazamiento sobre las exportaciones mexicanas de marihuana. Efecto que implicaría un choque estructural para el narcotráfico mexicano.

Parece ser que todo se enfoca al precio. Si se toma como base el costo utilizado por Kilmer et al, el parámetro es de 880 dólares por kilo. La cifra se estima tomando en cuenta un área de siembra de 150 metros cuadrados en el interior de propiedades residenciales con técnicas de jardinería artificial, por tanto la marihuana sería de alta calidad con un grado de concentración de tetrahidrocannabinol THC entre 10 y 18%, concentración que contrasta con el 4 a 6% de THC de la marihuana que se importa de México. Además de la calidad, los estudios predicen un precio mucho mas accesible al que actualmente se consigue de los carteles mexicanos, el cálculo oscila entre 1,5 y 2,5 dólares por gramo. Po lo tanto, es de esperarse que los usuarios a nivel nacional prefieran comprar y consumir la marihuana de mejor calidad a menor precio. No obstante hay un dato importante, en Oregon, Colorado y Washington, donde inicialmente se sometió a votación la enmienda, se consume el 4% del total de marihuana en los EU. Es de suponer entonces, que la legalización en cualquiera de estos Estados abrirá una brecha de precios con los estados que mantienen la prohibición generando un incentivo a la exportación, y el volumen de exportación dependería del diferencial de precios entre la marihuana legalizada y la ilegal.

El siguiente costo a considerar es el transporte. Bond y Caulkins en un trabajo que exploró la relación entre precio y distancia en mercados de marihuana encontraron que “por cada mil kilómetros de transporte dentro de EU, el precio de la marihuana aumenta 620 dólares por kilo”.

Se debe tener en cuenta, por tanto, que debido a las diferencias de precio, la producción de marihuana en los estados que sería legal, y se desviaría hacia otros donde siga siendo ilegal. Esto agregaría una prima por distancia hasta la ciudad de consumo final, y se volverá el nuevo precio al mayoreo en esas ciudades.

Si se logra cantar victoria para los proponentes de esta enmienda, una vez transcurran los procesos jurídicos que revocarían o ratificarían su implementación, queda una tarea pendiente de grandes proporciones para Colorado; la prevención del consumo y las consecuencias que generará su consumo en la salud pública de sus residentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario