viernes, 5 de octubre de 2012

Una operación perversa con cola de sangre

Una serie de reportajes de la Cadena de televisión UNIVISIÓN relatan aspectos no revelados antes sobre la operación Rápido y Furioso, que indignó a millones de mexicanos que vieron a sus seres compatriotas perder la vida con armas que intencionalmente dejó pasar a territorio mexicano el gobierno estadounidense.

La idea de rastrear 2 mil armas para dar con los grandes capos de la droga en México resultó fatal para los norteamericanos, mas bien culminó en muertes y un gran escándalo internacional que pone en duda la efectividad de las agencias de inteligencia y seguridad norteamericanas, en este caso la agencia de Alcohol, Tabaco y Armas, ATF por sus siglas en ingles. Pero donde pararon esas armas? Univisión realizó una investigación sobre este tema en la que revela algunos de los cuerpos en que pararon estas balas. En las afueras de ciudad Juárez compartían 16 jóvenes en una fiesta, una veintena del cartel de Juárez desató sus armas contra los jóvenes. Sus cuerpos fueron encontrados por sus padres en medio de ríos de sangre. 

Posterior a esta masacre, el testimonio del jefe de sicarios del cartel de Juárez, se corroboró que las armas utilizadas en la Plaza de Juárez provinieron de la operación Rápido y Furioso. Univisión explica que “la investigación logró identificar al menos dos masacres cometidas con armas de operaciones de ATF, y localizó por lo menos 57 armas que escaparon del control del senado y que fueron usadas en crímenes de diferente índole en varios estados de México". Estas armas no habían sido reportadas por los investigadores del Congreso de Estados Unidos. Un funcionario cercano a esa investigación comentó que los hallazgos de Univisión son “la prueba reina” que el Congreso estuvo buscando durante mucho tiempo. Otro de los desafortunados hechos, reporta la cadena televisiva, fue el saldo de 17 muertos en un centro de rehabilitación de adictos. Una docena de hombres sicarios del cartel del Juárez, irrumpió en las instalaciones y masacró a todo el que se encontró pensando que se trataba de integrantes de un cartel contrario. En mi opinión, lo mas ridículo de todo esto es que México no se haya enterado de ésta “operación” en sus inicios, peor aún, que no se haya exigido de forma enérgica a los vecinos del norte una explicación enérgica sobre las intenciones de esta perversa “operación” , además la PGR debe ofrecer una investigación eficiente y transparente a sus ciudadano sobre el asunto. Si desea ver los reportajes relacionados a la operación Rápido y Furioso realizados por el equipo de periodistas de UNIVISIÓN, acceda www.univisión.com sección Aquí y ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario