sábado, 13 de octubre de 2012

¿Cómo desviar la mirada de la podredumbre?

Una estrategia castrense es precisamente esa; desviar la mirada de la masacre interna y distraer la atención en otro asunto. En Siria sucede algo así. Los ataques contra Turquía podrían justificarse de esa forma, como un artilugio para regionalizar el conflicto y desviar la atención sobre la represión a su pueblo que ha dejado mas de 20 mil muertos en esta guerra descarnada.

El régimen Assad puede continuar con tácticas similares para seguir si agenda de distracción, se califica, esto puede calificarse entonces, como una medida desesperada. Pero si esta reflexión parte de un análisis que usted y yo podemos compartir, ¿qué pasa con la comunidad internacional que parece pasiva ante los asesinatos en serie de la población siria?

Un punto importante a considerar en el conflicto fronterizo es que Turquía, como miembro de la OTAN, puede convocar a los miembros y basado en la carta fundacional de ésta organización, puede convocar a sus miembros para responder militarmente. Esto podría agravar, sin duda, la escalada militar y complicaría la situación. Los turcos no han optado por esta medida aunque podría ser la alternativa ante la negativa rusa en el Consejo de Seguridad de la ONU para intervenir Siria.

Siria cuenta con un socio casi incondicional, que no lo ha abandonado y que ante cualquier intención de ataque o adoptar medidas drásticas, salta de la mesa en su defensa; Rusia. Lo mismo sucede con China. Los rusos tienen un puerto en Siria que le da la salida al mar mediterráneo, mas allá de los contratos que tenga con los sirios, no se apartará del rol “protector” a no ser que la situación se torne crítica. Ambos países son proveedores de armas a Siria.

En este conflicto las elecciones de EU serán fundamentales para el futuro medio oriente. Obama no quiere ni siquiera prometer su apoyo a los israelíes para apagar los ánimos nucleares de Irán.

La Unión Europea esta sumida en una gran crisis económica, así que el oriente medio queda en un segundo plano y la ONU de alguna manera esta siendo cómplice de los asesinatos en Siria.

Todo indica que si bien es cierto no estamos ante ninguna primavera árabe nos encontramos ante una revolución conquistada por fundamentalistas de Al Qaeda, es probable que vayamos hacia un escenario de cambios en el oriente medio nada claro aún. Mas bien nos encontramos ante una lucha ideológica fundamentalista con consecuencias impredecibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario