miércoles, 25 de julio de 2012

No hay presencia de Maras en Panamá, afirma Severino Mejía del Instituto de Criminología de la UP

En La Hora 9 Severino Mejía, del Instituto de Criminología de la Universidad de Panamá, habló sobre los índices de violencia en el país. Severino no cree que haya presencia de estos grupos (Maras) centroamericanos en el país. La propia particularidad delictiva de estos grupos no se ven en Panamá. Las Maras tienen mas dirección hacia el norte, debemos reconocer que Nicaragua tiene controles estrictos que impiden la incursión de estas personas a otros países. naturalmente que Panamá debe tomar en cuenta sus previsiones en migración. La modalidad de delitos que este gente comete no están presentes en Panamá, por ejemplo la extorsión, estos grupos hacen actividades de alto perfil lo fundamental es que el país se anticipe a esas situaciones teniendo control de los aeropuertos para evitar que entren, además intercambio de información con las autoridades centroamericanas.

Las Maras son un grupo y los salvatruchas son otro distinto, estos últimos son pandilleros. Los lideres naturales de estos grupos están presos en los Estados Unidos. De tal manera que en Panamá en migración es el sitio donde puede prevenirse la entrada de estos grupos. Los Maras son 70 mil miembros repartidos en varios países, por ejemplo en Honduras donde hay índices de homicidios de 80 por cada 100 mil. Es uno de los países mas violentos del triángulo del norte. Las fuerzas de seguridad del Estado deben poseer de información, siendo parte del SICA, donde se dilucidan estos temas, es importante que el consejo de seguridad tenga intercambio con los demás países para detectar quién entra al país, para sabe quién es potable y quien no. Es imperativo que la autoridades dispongan de esa información continua y veras para asegurar que las puertas de acceso a nuestro país hagan su trabajo.

Las declaraciones contradictorias de los funcionarios causan también confusión en el receptor. Decir que hay presencia de Maras por parte de un subalterno del PROSI, posteriormente su director el ministro de seguridad lo desmintió y afirmó que muchos se tatúan como las Maras, y el procurador de la república menciona a los medios que algunos de estos individuos vienen al país de visita. Los homicidios tienen diversas causas que son identificadas por el SIEC que son por rencillas, o narcotráfico. No todos los homicidios deben estar asociados con drogas, es mas bajo este índice que las venganzas de los grupos pandilleriles que es lo que eleva la cifra. Pero en el panorama funesto de estos homicidios se da con las cuentas que se cobran en el narcotráfico y otros daños colaterales que surgen de eventos en los que actores que tienen o no tienen una relación producen una represalia a otros actores, personas inocentes que no tienen nada que ver y terminan en este desenlace.

Con respecto al tráfico de armas es saber donde fue producida y a donde llega y como acaba en manos del mercado negro. Por esta razón hay que tratar de ver como se sacan esas armas del país. El tema de la seguridad hay que verlo en forma integral: sistema judicial, trafico de armas, resocialización de los privados de libertad, Se hace necesario de que de una vez por todas el Estado adopte una política de seguridad integral en la que se pueda medir periódicamente que disponga los resultados de las acciones por el decomiso de droga, o que los liberados están reinsertados, esa es la verdadera política de seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario