lunes, 30 de enero de 2012

La mala memoria puede ser producto del desinterés...


La insistencia de los diputados en revivir una sala integrada por tres nuevos magistrados pondría en riesgo la democracia según juristas…

Se ha inflado la falsa pretensión de que con la sala V se agilizarán los procedimientos para resolver las garantías individuales.  En realidad no es necesaria sala alguna, mas bien es urgente un buen funcionamiento de los jueces y magistrados.  Esta, no solo es una mentirita de campaña, sino una realidad vista desde el poder y sus mieles.

Escuche, en la opinión de Miguel Antonio Bernal, que revivir la sala V es  algo así como ir al cementerio y sacar un muerto enterrado desde hace trece años y llevarlo a la casa para espantar  a la familia.

La capacidad de creación y entendimiento o discernimiento de esta sala V es nula y no hay la menor voluntad de querer hacer las cosas bien. Pues a pesar del susto, su resucitación como es obvio, se hace de manera contraria al procedimiento establecido  violando la constitución, situación que coloca al sistema en una posición grave pues nuestros códigos no están siendo tomados en cuenta por los diputados.  Se abre otro compás antijurídico, además,  cuando no se respeta el dictamen constitucional de que debe haber 9 magistrados.

Se me ocurre algo mas;  habrá garantía de revertir esta “creación” en caso de no garantizar los resultados prometidos? No. Ni sueñe.  Mas bien nos resignaremos a tragar grueso una frase que buscaba solo ganar simpatizantes para ganar una elección.  En el sistema judicial hay casos que tienen años sin atenderse,  en donde  se ve la mínima intención de solucionarlos. Por ejemplo, sabía usted que solo 20 de cada 100 detenidos asisten a las audiencias? Qué decir de la ley de carrera judicial que tiene años engavetada.

Recordemos también el pacto de estado por la justicia, porqué no se le dio continuidad si fue otra promesa de campaña?

Lo anterior no hace mas que comprobar que el nombramiento de otros tres magistrados no es mas que mantener el control de este órgano judicial.

Si realmente se tiene interés de mejorar el sistema, se debe ser mas estricto con los controles internos sobre las fases que debe de cumplir un expediente.  Pues de lo contrario da sospechas a intromisión de jueces, o superiores.  En contra los términos son aplicados para las partes, para quienes litigan, pero no se aplica a ningún juzgador, los casos demoran años sobrepasando los 60 días que deben resolverse, casos muy oscuros.    Se conoce de un audito sobre la justicia penal con resultados trágicos.

¿Qué es más efectivo entonces, crear una sala V o enseriarse en la forma de hacer justicia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario