lunes, 4 de abril de 2011

El laberinto de los viajeros…


A pesar de ser uno de los destinos turísticos recomendados por Forbes y Times, en Panamá no hay señalización en calles y carreteras…

Pareciera increíble que el país pretenda promocionarse internacionalmente como un atractivo turístico sin que haya señalización de los pueblos o ciudades en las carreteras principales.

El fin de semana tomamos la iniciativa en casa de salir al interior para conocer una de las áreas turísticas mas atractivas; Pedasí.  Tanto nos habían hablado acerca de sus bellas  playas, que lo son, que decidimos hacer turismo interno.   Sin embargo el camino hacia la zona de Azuero, me atrevo a decir que a cualquier parte del país,  deja mucho que desear para un turista.  Las vías en reparación tienen poca o nula señalización, lo que convierte a estos caminos en verdaderas trampas de muerte especialmente de noche donde es factible encontrarse hierros incrustados sobre la carretera que anuncian su existencia solo después de una tragedia.  

Los desvíos tampoco tienen indicaciones hacia donde continuar o volver al paso principal.  Es decir, lo mas increíble es que ni siquiera los pueblos tienen un letrero que indique su existencia.  Tal vez lo único que guía al turista es la buena voluntad de los lugareños y algunos letreros desteñidos de vieja herencia que si se tiene suerte se logran descifrar durante el día.

Yo me pregunto, ¿cómo es posible que una industria que deja al país mas de mil quinientos millones de dólares tenga este tipo de condiciones para el turista?  ¿cómo pretendemos atraer millones de viajeros externos e internos si no somos capaces de brindar una infraestructura amigable al visitante?.  Cualquier país que pretenda posicionarse como una atracción turística  lo primero que se ocupa es a brindar un ambiente confiables en la red vial, la señalización, la oferta hotelera, restaurantera, etc.

Me preguntaba en el trayecto ¿dónde están los supervisores del MOP que deben garantizar la seguridad del conductor en las vías en reparación? ¿cómo es posible que las vías de acceso principal en reparación no cuenten con señales preventivas antes del tramo y durante el mismo no se vigile una adecuada condición para el paso de automovilistas?

Estas son las contradicciones de nuestro país.  Una nación que cuenta con paisajes extraordinarios, sitios por descubrir, propagandas y campañas turísticas a nivel mundial que invitan a conocerlo, pero que en el trayecto sorprende con la ineficiencia, la falta coordinación, de nomenclatura.  En estas condiciones ¿cómo pretendemos sacar el mejor provecho de nuestros sitios turísticos si no sabemos guiar al visitante?

Es una lástima que las autoridades, a pesar de las constantes denuncias efectuadas al respecto no hayan tomado cartas en el asunto, pues, se trata de algo tan sencillo,  tan útil y necesario para propios y extraños que parece una desidia que a esta fecha no se hayan tomado medidas correspondientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario