viernes, 8 de mayo de 2020

Pérdidas que rebasan 1.2 billones, estima la industria turística


La Organización Mundial de Turismo proyectó tres escenarios sobre los que podría comportarse este ramo, lo que pone en riesgo alrededor de 120 millones de empleos directos

La Organización Mundial de Turismo (OMT) prevé que el turismo internacional se contraerá  un 22% en el primer trimestre y podrá caer hasta un 60-80% durante el año en comparación con cifras de 2019 como consecuencia de la pandemia de Covid-19. Esto pone en riesgo el sustento de millones de personas.

La peor crisis desde 1950, asegura la OMT, que empezará a ver la luz el próximo año. Según el portal de la organización, los viajes de placer para visitar amigos y familiares, se recuperarán más rápido que los de negocios.

La OMT proyectó tres escenarios futuros de la industria sin chimenea dependiendo de cómo evolucione el virus en el mundo. Siendo éste uno de los sectores más afectados por la pandemia, el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, subrayó que el mundo afronta una crisis económica y sanitaria sin precedentes" en el que millones de puestos de trabajo están en peligro.

En marzo pasado, por ejemplo, tras el inicio del confinamiento se registró una caída abrupta del 57% por el cierre de aeropuertos y fronteras.

Lo que llevó a una pérdida de 67 millones de llegadas internacionales de $80 mil millones en ingresos (exportaciones del turismo).

Las malas noticias para el sector se complican con la intención de algunas aerolíneas que pretenden incluir en el pasaje los costos de las medidas higiénicas de bioseguridad para prevenir contagios y practicar el distanciamiento entre viajeros.

La región más impactada parece ser Asia y el Pacífico, que en términos absolutos registró 33 millones de llegadas menos. Europa, por su parte contabilizó 22 millones menos, mientras que América -15 millones.

Las incertidumbre sobre el comportamiento del virus y el impacto en el sector, motivó a la OMT a elaborar tres escenarios en el que el peor (-58%) se basa en la apertura gradual de las fronteras internacionales y la relajación de restricciones de viaje a principios de julio. El segundo criterio (-70%) esta basado en la apertura de las fronteras internacionales y la relajación de restricciones de viaje a principios de septiembre. El tercero, el más grave (-78%)  se basa en los mismos parámetros pero con la reapertura a principios de diciembre. Lo anterior, según la OMT, podría traducirse en pérdidas de entre 850 y 1,100 millones de turistas internacionales; pérdidas entre $910 mil y $1.2 billones en  ingresos por exportaciones de turismo y entre 100 y 120 millones de empleos directos amenazados.

Para este año, la recuperación de los viajes internacionales más positiva se centra en África y Oriente Medio. Los expertos de las Américas, según se publica en el portal oficial de la OMT, son menos optimistas y están menos dispuestos creer en la recuperación este año, pero Europa y Asia tienen una perspectiva mixta.

El turismo interno, no obstante, podría ser un alivio para la industria, pues los expertos en la materia consultados por la OMT, consideran que de julio a septiembre podría recuperarse este renglón (45%), mientras que un 25% apunta a que será de octubre a diciembre y el próximo año, el turismo internacional parece posicionarse sobre el interno (39% vs 15%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario