domingo, 4 de agosto de 2019

Presupuesto del Ministerio de Cultura será siete veces mayor al asignado al Inac

Carlos Aguilar cuenta con ideas innovadoras que permitirán percibir la cultura desde un punto de vista

La inversión en la cultura es un mecanismo poderoso con el que se busca prevenir el comportamiento delictivo en áreas de riesgo. La cultura es un motor de desarrollo. Su mística crea integración, empatía hacia el prójimo, y armonía en la sociedad. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) recomienda a los países invertir al menos el 1% del presupuesto nacional en cultura. Esto significa que en Panamá la cifra para este renglón giraría en torno a los $250 millones. Y parece que así será. Carlos Aguilar, director del Instituto Nacional de Cultura (Inac), que próximamente sufrirá una metamorfosis Kafkiana para transformarse en Ministerio de Cultura, manifestó a El Polígrafo que contará con un presupuesto 7 u 8 veces mayor al del Inac que actualmente ronda en los 40 millones. Un presupuesto inédito y ambicioso que podría hacer una función educativa y social significativa para entender de una forma muy distinta a la cultura.

Manejará una institución a la que no se le ha dado la relevancia en la interacción con la educación y el desarrollo humano. ¿Qué habrá diferente bajo su dirección?
Muchas cosas. Una nueva institucionalidad que le permita a la cultura tener una representación en el gabinete y las políticas públicas de este país. Como todos sabemos la cultura es un eje transversal en el desarrollo de nuestra sociedad. Tiene que ver con seguridad, con salud, con educación y tantos temas que la institucionalidad nos va a permitir. Y también tendremos un presupuesto, no como el de una cenicienta, que nos va a permitir ejecutar políticas culturales y hacer que esto llegue a todos. Nuestra principal misión va a ser que el público pueda ejercer sus derechos culturales, derechos humanos reconocidos por las Naciones Unidas. Eso significa que [los ciudadanos] tiene derecho a expresarse a través de sus manifestaciones artísticas y folclóricas y también el derecho al acceso de la cultura, a poder beneficiarse de la cultura y bienes de producción cultural.

Ya existe una estructura planteada en el INAC, ¿cómo será en el Ministerio de Cultura?
El INAC se quedó en el tiempo, se creó en 1974. Con el Ministerio se hará una reingeniería, algunos funcionarios serán reubicados en nuevas direcciones porque vamos a tener la dirección de derechos culturales y ciudadanía, que va a permitir la participación de la gente en las decisiones de política cultural. Vamos a tener una dirección de investigación para rememorar los buenos momentos de las investigaciones etnográficas, sociológicas en materia de cultura y en general, que realizaba Reina Torres de Araúz y vamos a tener una dirección de industrias creativas. Antes de tomar el cargo, pensaba cómo el cine se ha podido desarrollar en los últimos años gracias a ese fondo de cine que se creó y ahora vamos a tener fondos para todas las artes y también para el cine. Vamos a lograr que la cultura sea un factor de desarrollo y de crecimiento humano, no solo apelando a poner fondos en lo que genera riqueza material, porque también hay otra riqueza que generamos a través de la cultura que es la identidad.

¿Cuál es el cambio palpable que verá en ciudadano?
En el mes de julio ya lo sintió la gente en la calle. Vieron en Casco Viejo el festival de Corpus Christi al que le metimos promoción. Hace una semana se celebró Panamá Viejo puertas abiertas, todo gratis para que la gente pudiera disfrutar y fue un éxito total. Me contaron que había 2 mil cintillos y a mediodía se habían terminado y la actividad era hasta las cinco de la tarde. En esa actividad asistieron hasta 4 mil personas y los artesanos vendieron como hacía años no lo hacían; hubo generación de riqueza, pero más que todo, la posibilidad de que la gente entrara y mirara el mercado de artesanías. En el mes de julio aún no estaba ratificado, lo que significa que yo no podía firmar documentos o mover dinero, así que eso se trabajó a partir del voluntariado de artesanos, de artistas, de las industrias creativas y los funcionarios. Se dieron las ganas de trabajar.

¿Qué presupuesto hay para el Ministerio de Cultura?
Como parte del proyecto que se aprobó hay un nivel mínimo que debe tener el Ministerio pero como está en el proceso de discusión la Ley no me atrevería a darte una cifra. Lo que sí te puedo decir es que es 7 u 8 veces más de lo que el Inac ha tenido en los últimos años.

Hay una tendencia a percibir los ministerios como entes burocráticos llenos de botellas. ¿Puede explicarnos cómo evitará esto?
De salida te digo que estamos trabajando con la misma planilla que tenía el Inac, que equivale aproximadamente a 1,030 funcionarios. Nosotros creemos que por ahora vamos a funcionar con eso. Lo digo así porque en Panamá hay más de 20 museos y solo 3 funcionan. En muchos de esos museos, como han estado tantos años cerrados, la gente se jubiló y no hubo reemplazos. Pero cada vez que abramos un museo o centro cultural del país requeriremos personal. Pero no pensamos de esa forma crecer la planilla, sino más bien trabajar con los mismos artistas y folcloristas que sean instructores. Lógicamente que van a cobrar pero queremos que sea por proyecto.

¿Cómo va a efectuar la recuperación de los museos cerrados? ¿tiene planeado construir nuevos museos?
Ha habido falta de voluntad política, pero quiero decirte que el Inac tuvo sus mejores recursos desde el general Omar Torrijos y luego con el gobierno del doctor Ernesto Pérez Balladares y con Martín Torrijos, ambos, del partido que hoy gobierna, y el Inac va a dar un salto a un ministerio y una mejor institucionalidad con el gobierno de Laurentino Cortizo. Nuestro gobierno sí ha mostrado el interés por la cultura porque el tema de autoestima nacional es fundamental, para seguir fomentando el amor a lo nuestro que no significa xenofobia, sino que en la medida en que tú sabes bien quién eres te sientes más tolerante, tienes puertas abiertas porque estás consciente de tu cultura.

¿Qué hará para evitar que se convierta en un ente burocrático?
Burocracia no va haber. Aspiramos a un presupuesto que debe ser consultado con el Ministerio de Economía y Finanzas pero será mayor. Siendo así, por ejemplo, el Museo de Ciencias, al que asistimos muchos cuando estábamos en primaria, cuesta menos de un millón de dólares recuperarlo. Ahí hay un gran patrimonio. Ahora, eso no va a pasar más, tendremos los recursos para recuperar estos sitios.

¿Cree que la sociedad en su conjunto comprende la dimensión del término cultura?
Puede haber algunos que enfocan el término solo en el folclor, otros lo asocian a las artes y a lo mejor hay un grupo que lo relaciona con las artes creativas que incluyen la gastronomía y otras cosas, pero será un proceso en el que todos vamos a ir aprendiendo, incluso nosotros que vamos a crear una institución que nunca ha existido en nuestro país. Lo importante es que hay entusiasmo, no solo de quienes trabajan en el Instituto Nacional de Cultura y lo que será el Ministerio, sino desde afuera hacia adentro se siente el entusiasmo.

¿Qué planes tiene para el museo Reina Torres de Araúz?
Hay unos fondos del Banco Interamericano de Desarrollo que ya están aprobados, se trata aproximadamente de $45 millones y hay otra parte de dinero adicional para trabajar en conjunto sitios de patrimonio histórico y patrimonio natural. Por ejemplo, el Fuerte San Lorenzo será recuperado, cuatro fuertes en Portobelo y el edificio de la aduana serán recuperados. De hecho ya hemos tenido reuniones en esos lugares para ver cómo avanzamos el proyecto. En el caso del Reina Torres de Araúz ya el pliego está listo, lo habían hecho en la administración anterior pero pedimos que nos dejaran revisarlo y en los próximos días ya estaremos colgando en Panamá Compras el acto público para el rescate y restauración. Se trata de $12 millones incluyendo la museografía que está adentro. Es un trabajo profundo que va a tardar 3 o 4 años en estar listo, pero esperamos poder inaugurarlo antes de que termine esta administración. Lo de San Lorenzo y Portobelo también estamos revisando los pliegos para hacer los actos públicos. En el próximo verano ya veremos trabajos de reconstrucción pero más de restauración en todos estos sitios. Antes de que se acabe el año podremos tener listo el museo De Obaldía en Chiriquí y el museo Zárate en Guararé que ya los constructores están casi listos pero no nos dejaron los fondos para pagarle a los constructores.

¿Saldarán estas cuentas Con el préstamo que adquirió el gobierno?
En el caso de los museos de Chiriquí y Azuero se estaban realizando los trabajos, así como en la Ciudad de Las Artes, pero hay pagos pendientes desde diciembre que nunca se hicieron y no dejaron el dinero en línea, esto lo estamos trabajando con el MEF para poder cumplir con las obligaciones y que este año podamos tener esos museos y el próximo año la Ciudad de las Artes.

Continuarán entonces con el proyecto de la Ciudad de las Artes...
Hace un par de semanas tuve la oportunidad de recorrer el proyecto y es impresionante. Tiene 7 edificios, uno completo solo para teatro, otro para música, uno para danza y otro para artes plásticas. Adicional, un anfiteatro para que sirva de sala de conciertos, para presentar obras de teatro o ballet folclórico, y el edificio que ya existía, que va a tener una biblioteca y centros de capacitaciones y demás. Y el teatro pequeño que también está en remodelación será la sede de la Orquesta Sinfónica Nacional.

De ser así tendrá que contratar más personal para atender la demanda de estas infraestructuras...
El Inac tiene una buena planilla de profesores. Las escuelas que tenemos como el conservatorio y la escuela de artes plásticas que no tienen las mejores condiciones, pasarán a la Ciudad de las Artes y cuando la gente vea lo bien que va a quedar se entusiasmarán. Hasta ahora solo tiene un 35% de avance, por eso queremos cumplir nuestros pagos. Había un tema de una empresa que supervisaba las obras y no sé por qué le cortaron el contrato y el proyecto quedó sin una empresa que supervisara las obras, pero eso ya lo resolvimos y esta semana la empresa empieza a laborar nuevamente. Es como nuestro representante del Inac en la obra. Vamos a hablar también con Mibus para que haya transporte para llegar allá desde cualquier parte del país.

¿Cuál es la principal meta suya como ministro de cultura? ¿algún proyecto en específico?
Uno de ellos es que todos los museos estén abiertos y la Ciudad de las Artes funcione no solo en Panamá, sino en cada provincia del país. Que adicionalmente a eso podamos rescatar los sitios de patrimonio histórico y se conviertan en sitios que generen riqueza en el país. La meta de cultura que está ahora creando el ministerio es que todos los panameños desde que nacen, sin limitación o distingo de etnia o clase social o si se trata de una persona con capacidades limitadas tengan la oportunidad de manifestarse y expresarse a través de las artes y el derecho a la cultura.

¿Hay algún plan especial para Casco Viejo?
Nosotros estamos trabajando para instalar la mesa del Casco Antiguo en la que estarán representados el Ministerio de Vivienda, el Ministerio de Obras Públicas por aquello de la movilidad, el Banco Hipotecario Nacional, la Autoridad de Aseo, la Policía Nacional, el Sistema de Protección Institucional y el Ministerio de Cultura. En conjunto con la comunidad, esa mesa va a reunirse periódicamente para dar solución a los problemas del Casco, por ejemplo, los estacionamientos. Ya lo hemos hablado con la Presidencia y resolveremos esto con los edificios de estacionamientos que ya están construidos. Estos edificios se ocupaban con autos de los ministerios pero ya hemos hablado para habilitarlos al público. También nos devolverán un terreno que pertenece al Inac para habilitarlo de estacionamientos. Hay otro problema que tiene el Casco y es la basura. En este sentido haremos un acopio y una cooperativa que se va a generar de la misma gente de Casco, y que a su vez servirá como solución a un problema laboral, se van a encargar de seleccionar la basura orgánica, inorgánica y los que se ocupan de reciclaje de vidrios y latas también podrán ir a ese sitio. Con eso resolvemos que en vez de que haya basura por todas partes de Casco, se concentre en un lugar para trabajarlo de manera ordenada. A lo mejor vamos a comprar un auto de esos que limpian las calles para ponerlo de noche y que la gente disfrute del Casco.

¿Cuál es la estrategia para potenciar a los artesanos?
Jaime Luna es el director de esta entidad y es un tractor trabajando. En este mes de julio, sin recursos, hizo una jornada del limpieza en la que participaron los artesanos y renovaron de alguna manera las opciones del mercado de artesanías. La dirección en mención aún está bajo el paraguas del Ministerio de Comercio pero va a pasar al Ministerio de Cultura. Con relación a los artesanos tenemos un plan de capacitación no solo de los artesanos sino de emprendedores. Es un plan de lo más destacado que vamos a hacer, la gente bromea y me dice que se va a llamar ‘Panazone'. Es un proyecto que pretende vender nuestras artesanías a cualquier parte del mundo a través de la web. Hace años hemos hablado de cómo podemos profesionalizar a los artesanos y exportar nuestros productos. Nosotros tenemos, por ejemplo, las guayaberas, que son consideradas artesanías y que se pudieran vender en el mundo. No habrá necesidad de venir a Panamá para comprar nuestros productos. Ahora, en línea se podrán adquirir con un enlace directo a la página de los artesanos que tendrán una acreditación de calidad etc, y la idea es que nuestras artesanías puedan dar la vuelta al mundo, que en cualquier parte puedan tener nuestros productos. Es un tema de visión que no hemos tenido y nuestra cultura va a ser parte de nuestra marca país.

¿Eso también será para productos de consumo?
Hay mermeladas, por ejemplo, pero eso hay que estudiarlo. Casualmente hay limitaciones por los permisos de salud internos y externos. Eso lo vamos a resolver con el trabajo en equipo. Nosotros vamos a trabajar con varias instituciones en todos los niveles porque es la única forma de resolver los obstáculos que presentan los artesanos y para hacer nuevos proyectos.

¿Qué pueden esperar los cineastas con usted a la cabeza del Ministerio de la Cultura?
Bueno la dirección de cine, todo lo que tiene que ver con el fondo nacional, el fomento, pasa al Ministerio de Cultura y en el Ministerio de Comercio permanece la promoción internacional, lo que llaman Comisión fílmica que es atraer grandes producciones de afuera para que vengan a filmar a Panamá. Pero lo nacional se va a manejar en el Ministerio de Cultura. Vamos a crear, además de esto, un fondo de las artes que va a servir para otros rubros y las industrias creativas. Tenemos un equipo de más de 200 personas que están trabajando conmigo hace un año. Hay otro grupo que se incorporó con nosotros ahora.

EL DIRECTOR DEL INAC
Viene con ideas frescas que darán un oxigeno a la cultura

  • Nombre completo: Carlos Aguilar Navarro
  • Nacimiento: 18 de diciembre de 1963, Panamá
  • Ocupación: Empresario y cineasta
  • Resumen de su carrera: Gerente comercial y socio de Producciones Sinapsis, donde lideró el equipo de producción de documentales, ficción y animaciones. Fue gerente de noticias de Corporación Medcom 2009-14. Director General de Sistema Estatal de Radio y Televisión 2005-2009. Gerente General y propietario de Productora Clandestinos, S.A. Jefe de Producción de Televisora Nacional TVN 1997-1999. Productor de programas en RPC Canal 4. Egresado de la escuela Internacional de Cine y Televisión de La Habana, Cuba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario