miércoles, 20 de febrero de 2019

‘Hay una serie de medidas de seguridad para garantizar un compromiso’

La presidenta de la Junta Nacional de Escrutinio, Nivia Rossana Castrellón, reitera que este organismo es independiente al Tribunal Electoral y cuenta con un sistema informático propio con todas las medidas de seguridad

La Junta Nacional de Escrutinio (JNE) tendrá la responsabilidad de escrutar todos los votos emitidos y garantizar transparencia en el próximo torneo electoral de mayo. Se trata de una entidad colegiada (de once miembros voluntarios) electoral temporal encargada de verificar manualmente y avalar los votos consignados en las actas circuitales. En esta ocasión, sus miembros cuentan con una estrategia de comunicación en las redes sociales dirigido especialmente al público más joven. Su sede será el Parlamento Latinoamericano ubicado en el sector de Amador, donde sesionan cada miércoles a medio día para afinar los detalles para estos comicios. Nivia Rossana Castrellón, un pulpo andante a la cabeza de la JNE, enfatiza que esta función es independiente a la del Tribunal Electoral, con un mandato muy claro, proclamar al próximo(a) presidente(a) de la República y garantizar una elecciones limpias.

¿Qué porcentaje debe considerarse, al momento de conteo de los votos, como una tendencia irreversible para proclamar al nuevo(a) presidente de la República?
Ese es el punto, por ejemplo, en la elección en la que participaron Mireya Moscoso y Ernesto Pérez Balladares la diferencia fue de 2.9%, muy baja. Entonces tenemos que analizar cómo será en esta ocasión con 7 candidatos.

¿Cómo puede garantizar la JNE que estas elecciones serán transparentes, que no habrá fraude?
Antes que nada es importante que se tenga claro que a partir de nuestra era democrática, Panamá ha sido paradigmática en sus procesos electorales. Eso no significa que como país tengamos la madurez para en la parte política hacer las mejores decisiones, el pueblo elige. Pero la voluntad del pueblo es respetada. Es muy importante que se tenga claro que la elección y todo lo que tiene que ver con el escrutinio de la elección no lo hace el Tribunal Electoral. El TE organiza el proceso y en las juntas, en los diferentes niveles, está la sociedad civil que a través de los representantes de los partidos políticos, de los candidatos por libre postulación y el público en general son los que constatan y garantizan la transparencia del pueblo panameño y que se haga valer la voluntad. Así mismo, nosotros en la JNE lo que hacemos es escrutar 40 actas, 39 circuitales y una que representa a los panameños residentes en el extranjero. Eso es un proceso manual en donde nos instalamos el 5 de mayo a las 2 de la tarde, y es un proceso ininterrumpido de carácter público.

En esta experiencia, el TE hizo un ejercicio con las candidaturas a libre postulación, de la cual recibió críticas, ¿cómo afecta esto?
El TE ha demostrado en los últimos años un trabajo impecable. La realidad es que fue un ejercicio nuevo, yo creo que se puede hacer de una manera muy distinta en el futuro. De pronto, y es una opinión personal, los libros no deben ser entregados, que haya siempre un funcionario del TE presente al momento de las firmas o considerar el uso de firmas digitales para poder comprobar las firmas de las personas y de los activistas. Independientemente de eso, que los procesos sean perfectibles sí, pero que haya fraude me parece grandilocuente y fuera de propósito. Además crea dudas al pueblo panameño que debe estar tranquilo. Nosotros vamos a escrutar hasta el último voto del lugar de más difícil acceso en el país y todos los votos van a ser contados. Nosotros no vamos a proclamar a ningún presidente (a) mientras no hayamos completado el proceso. Es nuestro mandato y lo vamos a hacer. Cuando hablo en plural es porque se trata de un cuerpo colegiado del cual me siento honrada de participar con ellos y nos sentimos muy cómodos trabajando juntos. La JNE es independiente y sesionará en el Parlamento Latinoamericano, no tiene nada que ver con el TE y ese trabajo inició el 22 de noviembre.

¿Estas personas que conforman la JNE cómo fueron elegidas?
Es bien interesante porque las elige el TE a través de unos principios básicos: que goce de sus derechos civiles, que esté en el padrón electoral, que haya participado en elecciones, que tenga buena reputación. Pero el TE también hace una consulta a una comisión de partidos políticos de diferentes miembros y ellos opinan sobre el perfil de las personas que son elegidas. Es importante que no tengan afiliación política. En mi caso, fui servidora pública de un gobierno, en mi vida he estado inscrita en un partido político ni le he dado mi firma a nadie. Es muy importante que se sepa que se puede servir al país sin ser parte de un partido político. Estamos haciendo este trabajo para demostrar a las futuras generaciones que la democracia se cuida, que no se deja a la institución que haga las cosas, que uno se involucra. Para criticar hay que pararse de primero en la fila y decir yo estoy aquí para aportar. El problema es que nos hemos vuelto muy cómodos, hacemos catarsis en las redes sociales para que el país cambie, pero la primera persona que debe garantizar eso es uno mismo.

Las redes tendrán un papel protagónico en la decisión del ciudadano, ¿cómo mira la JNE este aspecto?
Definitivamente las redes han tenido impacto en elecciones de países del primer mundo, es un tema que no es menor. El primer consejo a la ciudadanía es que verifique las noticias, el lenguaje y cuando considere que es un avatar revise cuántos seguidores tiene, no divulgue información que no haya confirmado, y para eso la JNE tomó la decisión de tener sus propias redes sociales en Instagram, Facebook, y en Twitter. También tenemos nuestro propio portal.

¿Qué labor les interesa hacer en las redes?
Nos interesa la docencia. Me preocupa mucho que hablo con personas instruidas y no conoce la diferencia entre el sistema de Transmisión Extraoficial de Resultados (TER) y la JNE. Me preocupa que se piense que todo se hace a través de tecnología y no se tenga en cuenta que recibimos actas circuitales respaldadas con actas de mesa que los contadores nos ayudan a verificar, y sobre todo que hay miles de actas en el país dando vueltas. Esos resultados que llegan a nosotros parten de actas de mesa. Son los resultados que han llegado a nosotros y que tienen copia los partidos políticos, los representantes del TE y los candidatos por libre postulación. Esto permite que de irse todo el sistema, podemos reconstruir la elección manualmente con la información.

El TER por lo general ha funcionado de forma eficiente, pero si se daña, ¿cuánto tardaría la JNE en ofrecer un resultado escrutado?
Nosotros proclamamos al presidente(a) y vicepresidente(a) de la República y a los 20 diputados del Parlamento Centroamericano. Nosotros tenemos un sistema informático absolutamente aparte, no estamos en ninguna nube, es un sistema informático redundante que no tiene que ver nada con el TE. Tiene las medidas de seguridad correspondientes y además hay una serie de medidas de seguridad para garantizar un compromiso y una capacidad de respuesta en caso de haber cualquier emergencia.

¿Cómo funciona el sistema informático de la JNE?
Está totalmente aparte, se hacen tres pruebas previas y después viene un especialista a certificar que el sistema está en cero. De ahí cuando inicia la llegada de las actas circuitales que deben venir acompañadas de las actas de mesa, entonces procedemos a escrutar. El proceso se hace públicamente y solo cuando estamos claros de los resultados se incluyen en el sistema y se dan a conocer. Esto no puede ser con la rapidez que lo hace el TER porque tenemos que esperar a que lleguen las actas. Pero tomamos en cuenta el voto de cada ciudadano, por eso mi invitación es que nos den trabajo, que salgan a votar los jóvenes que conforman casi el 50% del padrón electoral.

¿Los resultados de la JNE tienen que ser idénticos al TER?
No, pero los nuestros son los válidos. Se tiene que tener claro que la JNE es la proclama. Es más, nosotros organizamos el acto de proclamación de los nuevo presidente(a).

¿Cuánto tiempo después de que el TE llama al vencedor, la JNE tiene sus resultados?
En la última elección hubo mucha dificultad porque hay zonas apartadas del país, y en esa época hubo mucho viento y lluvia, personas casi arriesgaron su vida para hacer llegar las actas. Por eso es que hemos planificado la proclamación para el día jueves y no el miércoles. Cuando hablo de la proclamación es el acto formal en el Centro de Convenciones Atlapa.

¿Cómo resguardan las actas y cómo dan veracidad de que las actas que reciben no han sido alteradas?
Primero que todo, los partidos políticos y los representantes de libre postulación tiene copia de las actas de mesa y han participado en el proceso. Ellos tienen la documentación respaldante y nosotros no escrutamos, y no consideramos un acta circuital que no venga respaldada por su acta de mesa. Eso es fundamental, nos da la certeza de que viene de la voluntad del votante.

Por aquello de que se perdían las urnas en otras épocas...
Hemos tenido una historia nefasta, esa historia acabó cuando entró la democracia. Es verdad que aquí hubo un problema muy grande y se impugnaban elecciones y se suspendían conteos. Yo lo puedo decir como panameña porque me tocó votar en ese tiempo, pero ahora gracias a Dios no es así. Por eso yo los invito a votar. Ahora su voto sí cuenta, en ese momento, era una ceremonia protocolar, pero ahora sí cuenta.

¿Qué sigue con la JNE, cuál será la ruta?
Primero que todo empezamos a trabajar el 22 de noviembre de 2018, nos reunimos semanalmente viendo todos los temas que deben ser considerados. Esto pasa por el hecho de dividir el territorio nacional para que los miembros de la JNE visiten a los miembros de las juntas circuitales, que son nuestros contactos, son personas acreditadas que se apersonan al Parlatino donde nos reunimos los miércoles, todo eso con el propósito de que se tenga claro que el representante será recibido. Se identifica la persona mediante un sistema de verificación, se entrega el acta que vienen completa, con las firmas de todos. Una vez que se considere que también está acompañada de las actas de mesa que las respaldan, entonces empezamos el tema del escrutinio. Es un proceso 24/7, somos varios, yo tengo dos suplentes y así mismo el resto, para poder llevar adelante un proceso público con la observación de los partidos políticos y los de libre postulación.

¿Qué situación ven ustedes en esta ocasión distinta al resto de las elecciones?
Primero que ha habido una reforma electoral y como ciudadana estoy mucho más feliz de ver una ciudad limpia con menos caras y menos ruidos. Eso hace que las campañas no estén solamente destinadas a personas con gran cantidad de recursos. Que no sea al final del día que una persona pueda llegar al poder por sus recursos, eso puedo hablarlo como ciudadana. Lo otro relevante es que el TE, a pesar de que por ley puede designar la JNE hasta 15 días antes de las elecciones, lo ha hecho con la suficiente antelación que nos permite a nosotros conocer las prácticas, preparar el sistema. Insisto en que somos independientes al TE, hacemos un trabajo de auditoría ciudadana y en Panamá es la sociedad civil quien escruta las actas y proclama los diferentes actos de elección.

¿Qué situaciones debe valorar un ciudadano al votar por el candidato?
Debe hacerlo con sentido común. En Panamá nos conocemos todos, sabemos cuando una persona dice algo y piensa hacer lo que dice, no me puedo inclinar a un perfil de campaña pero puedo decir a la ciudadanía que haga su trabajo. En eso hemos sido un poco descuidados y piensan que otro puede tomar la decisión por él mismo porque el centro está lejos, o llueve. Después no se queje cinco años, haga su trabajo como ciudadano y comprométase al primer deber que tiene el ciudadano de elegir y considerar ser elegido.

¿Esperan una afluencia electoral similar al de la elección pasada?
Puedo decir que ha aumentado en 300 mil personas el padrón electoral, pero para nosotros es fundamental algo, la participación ha sido más acentuada por quienes vivimos los años donde no teníamos la oportunidad, ahora es un tanto diferente y sí vemos una disminución en la participación juvenil. Nos interesa no solo que voten, sino que se involucren y que sientan que es su papel ciudadano consolidar la democracia.

¿Por qué es tan importante para usted enfatizar en que son independientes del TE?
Porque lo que me he dado cuenta es que la gente piensa que alguien nos paga, no es así, somos voluntarios, no somos funcionarios del TE. Una inmensa mayoría no lo tiene claro. Se debe entender que las decisiones que tomemos son absolutamente nuestra responsabilidad. Es más, las actas por reglamento son responsabilidad nuestra. Las actas van a estar en unas urnas, visibles a todo el mundo y se guardan. Cuando llegan al mismo tiempo, se escrutan en orden de precedencia. Vamos a ser una pecera, pero no puede haber un acceso irrestricto por seguridad y por el proceso que hacemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario