domingo, 22 de abril de 2018

‘Maduro debe ser detenido y sustituido’

El exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, tiene esperanzas en que el juicio que se media contra Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, logre prontos resultados a favor de la democracia. Ledezma también narra cómo escapó de Venezuela


Antonio Ledezma.


Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas, Venezuela, se fugó de su país en noviembre de 2017 librando más de una veintena de controles policiales. Ensayó voces, posturas, adoptó un personaje ficticio en su mente que lo personificó el día de la huída. Desde el exilio lucha por una Venezuela libre. Dice que con el apoyo internacional es posible derrocar al presidente Nicolás Maduro. Está muy positivo de que el proceso judicial en contra de Maduro, por supuestas coimas de la constructora Odebrecht, darán un pronto resultado y será el primer paso a la transición. Ledezma habló con El Poligrafo sobre su escapada ‘de película' y el futuro de su país ante las próximas elecciones generales en mayo.

¿CÓMO SE FUGÓ DE LA PRISIÓN DOMICILIARIA QUE CUMPLÍA EN VENEZUELA?
Fue una decisión de vida porque la información que tenía es que, después de que me sacaron abruptamente una madrugada del 31 de julio 2017, el plan era secuestrarme, desaparecerme, y atribuirle la culpa a un supuesto comando parapolicial colombiano. De ahí empecé a organizar la fuga.

¿CON QUIÉN HABLÓ PARA ESO?
Con gente de absoluta confianza nuestra.

¿POLICÍAS? ¿EXMILITARES?
Gente con experiencia en este tipo de operaciones, hubo contacto con militares que después de que hicimos un proceso de depuración y de filtro de información, nos convencimos que iban a ser leales a lo que nos prometían.

¿PAGÓ POR ESO?
No, en absoluto. Hubo gente con una causa, que sabe que estamos luchando por una causa.

¿CÓMO HIZO PARA PASAR UNA VEINTENA DE CONTROLES SIN SER DETECTADO?
Con estrategia, con la ayuda de Dios y fue una ruleta.

CUÉNTEME...
Salí a las 8:30 de la mañana de mi casa y tenía que tener la seguridad de que llegaría antes de las 6 de la mañana a la zona fronteriza con Colombia, donde está el puente que une a San Antonio del Táchira con Cúcuta. Lograr que no me hicieran la fotografía otra vez en el día porque a mí me hacían una reseña gráfica todos los días entre 7:15 y 7:30 de la mañana con un periódico del día en la mano. Pero esa fotografía la podían repetir de manera aleatoria en la tarde y en la noche. Por eso comenzamos un proceso de seducción del policía sin llegar a ninguna tratativa con ellos. Simplemente haciéndoles ver que yo estaba mal de salud, que no dormía, que necesitaba descansar y por lo tanto necesitaba tomar algunos medicamentos que me producían mucho sueño y yo no me tomaba los medicamentos porque estaba pendiente hasta de que ellos no me tocaran el timbre. Hasta que mordieron el anzuelo y me dijeron: no se preocupe alcalde tómese su medicina que nosotros no lo vamos a molestar. Habilitamos una unidad con un espacio falso cubierto de una alfombra en el que me ubiqué. Hicimos un ensayo falso con un vehículo similar al que utilicé midiendo el tiempo que tomaba el vehículo para entrar y salir de mi edificio.

¿CUÁNTO TIEMPO FUE ESO?
No más de dos minutos incluidos los segundos que me tomaba salir de mi departamento, tomar el ascensor y meterme al vehículo. Eso lo ensayamos con un doble, alguien que hizo las veces como si fuera yo saliendo de mi apartamento, tomando el ascensor y metiéndose al carro. Todo lo medimos. De ahí pasé el control de mi casa que es donde tenía más gente, varios guardias que estaban desayunando, les pasé como a 5 metros, iba en un carro.

¿SE DISFRAZÓ?
No, hubo planteamientos que me disfrazara yo de algo, como de mujer, o de abuelo, yo me negué porque no iba a correr el riesgo de que me capturaran y aparecer vestido de mujer, imagínese. Luego no usaba las gafas, ensayé una voz totalmente distinta, me la pasé ensayándola como dos meses porque me decían que si yo hablaba con esa voz me identificarían.

REGÁLEME ESA VOZ...
(se ríe) no, no, ese es un personaje que le pertenece a alguien, le puedo decir que se llamaba Benancio.

¿ERA ESPAÑOL?
No, era criollo venezolano. Yo fui ensayando, ensayando, y llegó un momento en que le hablaba así a Mitzy (Capriles) y ella se enojaba y me decía que por qué estaba hablando yo así. Porque llegaba un momento en que no me reconocía. Incluso cuando hablaba con Leopoldo, cuando podíamos hablar por teléfono se reía mucho y me decía que podía hacer un personaje porque nadie reconocería el tono de voz.

¿TUVO QUE USAR LA VOZ?
Sí, la tuve que usar en un control. El funcionario se empeñó en pedir identificación, yo me hice el dormido en la parte trasera hasta que el policía insistió en que debía darle la cédula. El conductor le replicó que yo estaba enfermo que me acababan de operar y que estaba dormido.

¿NO LO RECONOCIERON?
No me reconoció. Yo cargaba una gorra, la camioneta estaba oscura, se tomó la precaución de que la luz interior no funcionara a propósito, y es cuando usé la voz del personaje y le dije: qué me va a pedir usted cédula si me acaban de atracar y me quitaron la cédula, la cartera y el teléfono. Y más bien el señor dijo, sigan, sigan. Llegando al puente, ya cruzando el puente, la estrategia era ir sin las gafas, yo me había afeitado en la madrugada, la gente que me recordaba lo hacía con barba porque yo aparecí poco en la televisión todos esos meses salvo las imágenes recicladas mías. La recomendación fue de afeitarme, de usar un poncho o sudadera con gorro, y no llevaba maleta porque los militares revisaban todo, caminar de manera distinta que también lo estuve ensayando en mi apartamento mientras caminaba. Metido en un enjambre de gente, hasta faltar 15 o 20 metros de la frontera, ocurrió algo insólito, una señora me reconoce y cuando lo hace me grita: Ledezma... Yo supongo que se sentiría muy arrepentida diciendo qué he hecho? Presiento que el guarda me hizo un gesto, yo seguí y mantuve la calma, la seguridad. Caminé uno, dos, fui contando los pasos, cada uno me parecía un kilómetro, hasta que logré pasar. Cuando pasé la barrera de los militares venezolanos y llegué a la colombiana, yo estaba muy emocionado. Se me agitaba la respiración por la emoción, saqué la cédula falsa que tenía y el documento falso, se lo mostré al funcionario, me reconoce y me dice: bienvenido a tierra de libertad alcalde.

¿LOS GUARDIAS DESAYUNABAN AFUERA DE LA CASA?
A veces afuera en donde estaba la patrulla en la entrada del edificio, cerca de la garita del edificio, o en la parte posterior, yo los veía desde la ventana del edificio, desde la cocina o desde la parte posterior del edificio. La hora era esa.

¿QUÉ SINTIÓ CUANDO PISÓ SUELO COLOMBIANO?
Lo que había leído, que cuando uno está preso y pierde la libertad la valora como una cosa de lo más sagrada. Me acordé del Quijote cuando le dijo a Sancho Panza, Sancho no hay tesoros que encierren los océanos y la tierra, ni los cielos, más grande que la libertad.

¿DESPUÉS QUE LLEGÓ A COLOMBIA YA TENÍA TODO PLANEADO EN ESPAÑA?
Yo había convencido a mi esposa, con una argucia, de que se mantuviera afuera en algunos foros hablando de la causa venezolana y que se aguantara unos días porque si regresaba le iban a quitar el pasaporte. Todo esto para convencerla de que no volviera, porque también una decisión con el equipo es que nadie supiera de la fuga, ni siquiera la pareja. Pero Mitzy y yo hacemos una pareja y nos conocemos mucho, y esa mañanita, antes de salir a la fuga, le dije: bueno mi amor no me llames en el día porque si me llamas no te voy a atender, pasé muy mala noche. A ella por supuesto se le prendió el bombillo, y además yo le dije siempre que como alcalde, que era legítimo, estando preso en la casa que llame a Jenny, la funcionaria, y dile que se retire. Yo voy a seguir durmiendo.

¿CUÁNTOS GUARDIAS LO VIGILABAN EN CASA?
Eran varios, unos cuantos estaban en la parte de la cocina que dormían en una colchoneta. Tenía guardias en la parte de atrás del parque, y en la parte delantera del edificio.

¿CÓMO BURLO A TODOS?
Porque yo los tenía estudiados a todos. Esos meses los fui estudiando cuál era el momento que más se distraían, y era a la hora del desayuno que acostumbraban a juntarse y cambiar de turno. Llegaban unos y se iban otros, ese momento era entre las 8 y las 9 de la mañana.

¿PERO NO HABÍA UNO AFUERA DE SU CASA?
Ya se habían ido. Me hacían la foto y bajaban a desayunar. Los tenía medidos, eso era diario.

ES DECIR QUE ESE DÍA SÍ HUBO FOTO...
Si, me hicieron la foto y bajaron a desayunar. Bajé por el elevador con la dicha de no encontrarme con ningún vecino.

UNA NOCHE ANTES DE LA FUGA, ¿CUÁNTA GENTE SABÍA DEL PLAN?
La gente que estaba involucrada en el operativo que éramos 4 personas y yo. El resto que estaba en los vehículos no sabían que yo era Ledezma. Les habían dicho que yo era un artista que tenía problemas con la mujer y que ella lo había demandado y que tenía que salir escondido.

¿NINGUNO DE ELLOS LO RECONOCIÓ?
No, nunca me vieron. Yo estaba en un vehículo de alguien de absoluta confianza del interior de Venezuela, que entregó el ‘paquete” porque así me decían a mí, a la otra persona que estuvo conmigo en el viaje. Esa persona sabía por supuesto. Pero el carro delantero y el de atrás no sabían que era yo. Se les dijo que era un artista que tenía que huir, que era un empresario que tenía una deuda grande. Fue un solo cambio.

¿CUÁNTO TIEMPO DURÓ EL TRAYECTO?
Por todo como 17 horas más las que tuve que pararme.

¿CUÁNTO TIEMPO CREE QUE DURE MADURO?
Yo creo que no debería durar un día más. Lo veo pronto, no le puedo medir el lapso preciso, pero tiene un peso sobre sus espaldas, su caída es inminente.

¿USTED VE UNA SOLUCIÓN PRONTA PARA VENEZUELA?
Pronta y urgente. Yo creo que hay que capturar a Maduro lo más pronto, nombrar un sustituto y que se realice lo más pronto posible un proceso electoral pacífico y transparente que comulgue la crisis. Porque esta crisis se va a agravar, y no se va a resolver porque aquí nos den visas, esos son paliativos muy valiosos que agradecemos. Pero la manera de contener ese éxodo, y que salgan dos o tres o cuatro millones más de venezolanos, es saliendo de la narcotiranía.

Y ¿CÓMO VA A SALIR DE ESO?
Como estamos haciéndolo. Con esta lucha que estamos dando en el exilio, con esta lucha a nivel internacional, con los pasos que han asumido gobernantes corriendo sus riesgos a nivel personal. Invoco a los militares de Venezuela, que esta es la hora en que se laven la cara y que puedan hacer un acto de desagravio a los venezolanos colocándose del lado de la Constitución y apartándose del caudillo, que más bien debe ser capturado por los escándalos de corrupción y de delitos contra los derechos humanos.

¿POR QUÉ EL EJERCITO AÚN NO TIENE ESE MENSAJE EN LA MENTE?
Porque está presionado por la presencia de los organismos de inteligencia cubana que están introducidos en las guarniciones militares de Venezuela. Esta denuncia la hicimos hace muchos años y no la creían, pero eso es cierto. El segundo factor es la corrupción. Hugo Chávez y Nicolás Maduro contaminaron las élites militares, y estas capas se sienten atrapadas en esas redes de corrupción y por eso los chantejean, los extorsionan. Pero una cosa son ellos, y otra la tropa, los suboficiales. Ellos están contra la pared, no son extraterrestres, les da hambre, sueño, tienen consciencia y tienen que tener tormentos de consciencia al saber que han prestado sus armas para disparar contra el pueblo.

EL 20 DE MAYO, CONVOCADO A ELECCIONES EN VENEZUELA, ¿SERÁ UN PARTEAGUAS PARA EL RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL DEL RÉGIMEN DE MADURO, O SERÁ COMO OTRAS ELECCIONES?
Maduro está convocando al pueblo y éste en vez de ir a votar por un fraude puede rebelarse otra vez. Rebelarse como lo está haciendo a diario. Para darle un ejemplo, en Venezuela cada día hay mínimo 30 manifestaciones de la gente que se acuesta sin comer, con hambre, de quienes tienen que enterrar un ser querido porque no consiguió medicamento, del niño que muere por desnutrición, de los jóvenes asesinados por bandas delincuenciales. Esa gente está cansada, y sabe que vale la pena seguir luchando. En el caso nuestro, cuando me preguntaban si tenía miedo que me asesinen, por supuesto que yo tenía miedo, pero debo convertirlo en una fuerza útil. Porque más miedo me da perder la democracia, mis hijos me decían cuídate papa que te vamos a perder. Pero yo les respondía que era mejor que se quedaran sin padre a quedarse sin patria. Por eso el venezolano no se rinde.

¿POR QUÉ LA OEA NO HA INVOCADO LA CARTA DEMOCRÁTICA?
Lo hizo, lo que pasa es que José Luis Rodríguez Zapatero (expresidente de España) junto con el expresidente Ernesto Samper se prestaron a sabotear el trabajo de Almagro en la OEA, y jalaron la búsqueda de la solución a un falso diálogo. Montaron un tarantín en República Dominicana, que no fue más que un circo que fue una parodia para estafar la buena voluntad de algunos negociadores que lamentablemente acudieron a un diálogo que sirvió para distraer la lucha de las acciones de la OEA y para que Maduro ganara tiempo en el poder.

PERO AHORA ¿QUÉ VA A PASAR, CREE QUE SE INVOQUE LA CARTA DEMOCRÁTICA?
Por supuesto que sí. En el Grupo de Lima se planteó en el documento, un escenario natural donde debe ventilarse la solución activando el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

LAS ACCIONES INTERNACIONALES NO SE PERCIBEN COMO SUFICIENTES PARA RESTAURAR LA DEMOCRACIA...
La olla está sobre la hornilla, y todo va dándose la temperatura adecuada. Hace unos meses nadie pensaba que el gobierno de Panamá se iba a atrever a declarar persona non grata al presidente Maduro en la Cumbre de Lima, hace pocos meses nadie pensaba que el gobierno de Panamá se iba a atrever a dictar estas medidas que afectan a los capitostes de un régimen que ha asaltado el erario público venezolano. Nadie se imaginaba que la Asamblea Nacional con 105 votos de sus parlamentarios iban a dictar un juicio contra Nicolás Maduro en el Tribunal Supremo de Justicia legítimo.

¿QUÉ SIGUE EN CASO DE QUE HAYA UN JUICIO CONTRA MADURO?
No solo por la decisión legítima del parlamento, sino porque Venezuela suscribe la Convención de Palermo, contra Maduro pesa una orden de captura. Si Maduro sale del territorio debe ser capturado por la Interpol. Dentro del territorio nacional, iniciado este proceso, Maduro debe ser sustituido, debe ser detenido y temporalmente el poder lo asumiría el vicepresidente de la República, con lo cual no se quita el problema porque el vicepresidente también está imputado por estar vinculado a hechos de corrupción y de actos de terrorismo y narcotráfico.

¿POR QUÉ INICIAR UN JUICIO POR CORRUPCIÓN CUANDO HAY OTRAS IMPUTACIONES QUE EN LA BALANZA JUDICIAL PUEDEN SER MÁS GRAVES?
Es que eso es como un cesto de basura, metes la mano y puedes sacar un alacrán, un conejo, porque esta gente, si no están involucrados en terrorismo, lo están en corrupción, o en crímenes de lesa humanidad.

¿QUÉ ES MÁS IMPERANTE EN ESTE TIPO DE EVALUACIONES JURÍDICAS?
Todo tiene su escenario. La fiscal Ortega ha introducido en el Tribunal Supremo de Justicia las denuncias por corrupción, pero también se han ventilado en el Tribunal Penal Internacional de la Haya las denuncias de la fiscal Ortega, y hay también otros procesos que tienen que ver con el terrorismo. Esos expedientes están siendo procesados en otras instancias, eso va a salir a la luz pública en cualquier momento.

¿CREE QUE OTROS PAÍSES TOMARÁN MEDIDAS SIMILARES A LAS DE PANAMÁ?
Yo creo que vienen. Panamá no va a estar sola, pronto vendrá la compensación que no será el único país que tome acciones. Se van a sumar otras voces que al mismo tiempo están recibiendo el eco de España, de países europeos.

EN MAYO ES LA REUNIÓN DE MINISTROS DE ECONOMÍA DEL GRUPO DE LIMA, ¿QUÉ EXPECTATIVAS TIENE?
Yo creo que tienen que adoptarse medidas similares a las de Panamá, sanciones personalizadas. Segundo lugar, que se pueda elaborar un plan migratorio para atender el éxodo de venezolanos porque esto puede aumentarse después del 20 de mayo cuando ocurra el fraude que está tratando de implementar Maduro. Pero además, se acaba de dictar una resolución del Parlamento venezolano que ha aprobado continuar con el juicio que aprobó el Tribunal legítimo en el exilio. Esto también da pie a la sustitución de Maduro, que la fuerza armada nacional cumpla con la Constitución, de que haya una orden de captura en contra de Maduro por estar relacionado con todos estos delitos que se le inculpan. De las cosas más importantes, del tema financiero y migratorio, es que se establezca un programa de atención a los exiliados venezolanos que están desperdigados por todo el mundo.

OPOSICIÓN DESDE EL EXILIO. Reside en España y hace preiplos por Latinomamérica
  • Nombre completo: Antonio José Ledezma Díaz
  • Nacimiento: 1 de mayo 1955, San Juan de los Morros, Venezuela
  • Ocupación: político y abogado
  • Resumen de su carrera: Alcalde Mayor del Distrito Metropolitano de Caracas hasta 2015, cuando fue sustituido por Helen Fernández. También se ha desempeñado como alcalde del municipio Libertador de Caracas en dos ocasiones y gobernador del antiguo Distrito Federal. Fue dos veces Diputado del extinto Congreso Nacional de Venezuela (actual Asamblea Nacional) desde 1984 y fue electo Senador de la República en 1994. Entre 1996 y 2000 ocupó el cargo de alcalde del municipio Libertador de Caracas. El 23 de noviembre de 2008 se realizan las elecciones regionales y resultó ganador. El 3 de julio de 2009, Ledezma se acercó hasta las oficinas de la OEA en Caracas, con el fin de declararse en huelga de hambre, manifestando rechazo a la actitud del gobierno de desconocer al alcalde del Distrito Metropolitano. El 19 de febrero de 2015 fue detenido por el SEBIN. El 17 de noviembre de 2017, Antonio Ledezma huyó de Venezuela, habiendo pasado 1,002 días de detención.



1 comentario:

  1. EN VENEZUELA "EL QUE NO TIENE DINGA TIENE MANDINGA". HAY QUE EXPURGAR PARA ENCONTRAR GENTE HONESTA. HAY QUE POSEER AUTORIDAD MORAL PARA PODER HABLAR ASÍ Y ESTE DAMO NO LA TIENE. "NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO". "ME DUELE VENEZUELA" TANTO COMO "ME DUELE PANAMÁ" INGENIERO HUMBERTO E. REYNOLDS DE UNAMUNO

    ResponderEliminar