jueves, 23 de noviembre de 2017

‘La cuenta bancaria de Cort era puente para Odebrecht’

Así lo informó la Policía de Andorra, donde Mauricio Cort, abogado de los hermanos Martinelli Linares, tenía cuentas bancarias. La Banca Privada de Andorra cerró las cuentas del jurista por falta de transparencia

El abogado de los hermanos Ricardo y Luis Enrique Martinelli Linares, Mauricio Cort, “tenía una cuenta bancaria utilizada como puente por la constructora Odebrecht para sus operaciones opacas con la colaboración de Cort”, según revela un informe de la Policía del principado de Andorra.

Se trata de la cuenta Cort Business Brokers & Consultors, Inc., abierta por Cort en Banca Privada de Andorra (BPA) en 2010, que recibió $1 millón proveniente de la offshore Klienfeld, dinero que se envió dividido en seis transferencias entre junio de 2010 y abril de 2011.

A esta cuenta también llegaron dineros procedentes de la offshore Aeon Group por un total de $6,450,000 en trece transferencias, la primera en junio de 2011 y otras hasta febrero de 2013.
Aeon Group y Klienfeld formaban parte del esquema que utilizó la mayor contratista de Latinoamérica, Odebrecht, que creó la red de corrupción más grande y compleja que jamás haya investigado el continente.

LAS CUENTAS DE CORT
Mauricio Cort, un abogado de 47 años de edad muy hábil para la asesoría empresarial y de contrataciones, creó cuatro sociedades anónimas, con sus respectivas cuentas bancarias, que ahora están bajo investigación de la Fiscalía Especial Anticorrupción, liderada por Zuleika Moore, en la trama de blanqueo de capitales del proceso Odebrecht.

Las empresas en la mira de las autoridades, y por las que se han solicitado referencias a BPA, donde tenían cuentas bancarias, son: Cort Business Brokers & Consultors Inc., Fundación MCJJ, Arados del Plata, S.A. y Neecel Corp.

La Fiscalía se interesa por las transferencias porque la offshore Aeon Group es parte de la ruta del dinero que diseñó la transnacional para ocultar el rastro de la plata que terminaba en los bolsillos de funcionarios de Latinoamérica, a través de cuentas abiertas en BPA a nombre de sociedades panameñas, tal como lo reveló el informe de la Policía del principado, que consta en el expediente, al que tuvo acceso La Estrella de Panamá.

La referencia que ofrece BPA sobre Cort es que la cuenta Cort Business Brokers & Consultors inicialmente se abrió con el propósito de recibir transferencias de su bufete; no obstante, el banco detectó que estaba “recibiendo traspasos de Odebrecht que son por cuentas de terceros”, tal como lo relata el informe de la entidad bancaria.

En el documento de la Policía de Andorra se lee que después de estudiar las cuentas bancarias de Cort, determinó que tenían motivos “para pensar que el abogado no era el beneficiario final de los fondos que gestionaba. Por tanto, el banco procedió a descontinuar la relación con este cliente debido a la falta de transparencia en las transacciones”.

Cuando el banco rompió relaciones con Cort, éste traspasó los fondos a favor de la Fundación MCJJ, y desde ahí los movió al extranjero. Entre finales de mayo y principios de junio de 2013, Cort clausuró todos los depósitos y dejó de ser cliente de la entidad bancaria.

HONORARIOS DE ASESORÍA
Según los archivos de BPA, Cort indicó que el origen de los fondos de Cort Business Brokers & Consultors provendrían de su labor como “intermediario para obtener inversión extranjera a través de empresas españolas a las que se adjudicara la realización y participación en obras de infraestructura en Panamá como Ampliación del Canal, Metrobus, Metro y otras”.

Lo anterior se sustentaría, según declaró Cort al banco, en contratos de servicios de intermediación que le dejarían una ganancia del 10% del costo de inversión de cada proyecto. Las cifras oscilarían entre los 10 y 20 millones de dólares. Estos dineros, según Cort, los utilizaría para comprar propiedades y realizar pagos a terceros por inversiones inmobiliarias y financieras.

Al momento de ser calificado en el banco, Cort fue considerado “de riesgo medio-alto”, debido a la figura de intermediación que sustentaría el origen de los fondos de esta cuenta, así como las jurisdicciones de donde se originarían las transferencias, que incluye Bahamas, y recomendó monitorear muy de cerca la actividad transaccional y solicitar documentación soporte para las transferencias que recibiera.

Del acta con fecha 7 de mayo de 2013, del Comité de Prevención del Blanqueo de la BPA, se desprende que Mauricio Cort, representante de Cort Business Brokers & Consultors, Inc., radicada en Panamá, abrió una cuenta en 2010 para cobrar parte de sus honorarios por servicios profesionales. No obstante, el banco también detectó traspasos de Odebrecht, aunque se piensa que Cort no fue el beneficiario.

Según el reporte policial, “la colaboración de Mauricio Cort con Odebrecht no fue esporádica, sino más bien habitual, y se remonta a junio de 2010 hasta mayo de 2013, por lo tanto sorprende que no se detecte una mala praxis durante cuatro años”.

Cort Business Brokers & Consultors, Inc. fue inscrita en el Registro Público de Panamá el 22 de mayo de 2003. Sus dignatarios son: Katia Aparicio, Isela Santamaría y Stephany Escudero. La empresa es una firma de abogados especialistas en derecho corporativo, asesores en licitaciones y contrataciones públicas.

LAS DEMÁS "OFFSHORES"
Cort abrió una cuenta más a nombre de la sociedad Neecel Corp, S.A. en noviembre de 2013 en el mismo banco, BPA. Domiciliada en Montevideo, Uruguay, declaró que Neecel Corp, S.A. se dedicaba a consultorías. Inició con un saldo de $3,500,000. En esta ocasión, el banco calificó al cliente como uno de “alto riesgo”.

Esta cuenta recibió cuatro transferencias internacionales por un total de $2.9 millones. Para justificar estas operaciones, Cort mostró al banco un contrato con una empresa de México que pagó por sus servicios de asesoramiento y representación legal.

En este contrato aparece Juan Carlos Siekavica, que autoriza a Cort para que lo represente legalmente. Este poder también permite a Cort realizar préstamos de toda clase, garantías, fianzas, hipotecas, entre otros.

Neecel Corp. se nutrió con transferencias internacionales. El banco intentó, sin éxito, localizar a los responsables de las transacciones para identificarlos; no obstante, sí se identificó el destino posterior de los fondos.

Uno fue la Caja de Ahorros, cuyo beneficiario fue Assets Trust & Corporate Services, que se dedica al asesoramiento económico, por $2.3 millones, y a Fundación MCJJ, del propio Cort, por $503,030.

La transferencia de la Caja de Ahorros se trataba de un pago de un lote en la Isla del Rey, archipiélago de Las Perlas, en el proyecto Ocean Reef/ Islands Inc. y Ocean Reef 3., S.A. El banco entiende que se trata del pago de una comisión por asesoramiento.

ARADOS DEL PLATA
La sociedad Arados del Plata recibió una transferencia de la empresa Matelxa, que correspondía a servicios prestados a FCC para la facilitación de obras en Panamá.

Esta cuenta, según el informe de la Policía de Andorra, recibió una transferencia internacional por $3,499,848, de la que el banco tiene dudas por la justificación de su procedencia. Luego se traspasó casi todo este dinero a la Fundación MCJJ, que también representa Cort.

FUNDACIÓN MCJJ
La cuenta a nombre de la Fundación MCJJ recibió ingresos por $2,269,332 entre 2012 y 2013.
Según el reporte policial, algunas de las explicaciones que dio el cliente con respecto a las transferencias refieren a Pobladores, S.A., empresa con la que Cort firmó un acuerdo, Ocean Reef, de la que adquirió una acción por $500,000, otra transferencia la hizo a Desarrollo Oeste, S.A. y una más a Ultimus Financial, S.A.

SOBRE AEON
Los andorranos identifican dos tipos de cuentas operativas de Odebrecht. En una se firman contratos con socios estratégicos, como abogados o empresarios en los países donde operan y que los introducen y ayudan a establecerse y hacer negocios.

La otra ocurre con contratos con profesionales independientes, como ingenieros, que realizan consultorías para presentar licitaciones y poder conseguir los contratos de las obras.

Por estos servicios, y cuando se cierra el negocio o se firman los contratos, la constructora paga los honorarios a través de Aeon Group, para recibirlos fuera de su país de origen. Las cuentas finales básicamente se identifican como de inversión o de ahorro. Para justificar la realización, utilizan un contrato genérico.

La investigación contra Cort se origina de las pesquisas derivadas a raíz de la denuncia por la comisión del supuesto delito de blanqueo de capitales, efectuada por Alvin Weeden. En estas averiguaciones, se ha imputado a veinte personas, entre ellos altos exfuncionarios de la administración de Ricardo Martinelli.

REDACCIÓN
Adelita Coriat y Marlene Testa

No hay comentarios:

Publicar un comentario