sábado, 10 de septiembre de 2016

Ayú Prado pudo haber viajado con viáticos de la Corte

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Harry Díaz, envió una carta a su colega y presidente encargado de este órgano del Estado, Hernán De León, para que investigue si el presidente de esta institución, José Ayú Prado, recibió algún tipo de viáticos o si su viaje al Vaticano y España incurrió en algún gasto.

Ayú Prado solicitó licencia con sueldo para participar en el foro sobre justicia coordinado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y por el Instituto de Diálogo Interreligioso de Buenos Aires (IDI) que trata el tema: “América en Diálogo-Nuestra Casa Común”. La petición de Ayú Prado levantó críticas en la opinión pública por los constantes viajes que realizan los magistrados y los supuestos beneficios que generan para el Órgano Judicial.

La nota del magistrado acentúa aún más las ácidas relaciones que mantiene con su colega Ayú Prado. Desde enero, cuando éste último fue reelecto como presidente de la Corte, ambos se distanciaron. Díaz sintió que éste le arrebató de las manos el cargo que anhela desde hace dos elecciones.

En la misiva de tres páginas, Díaz reclama a sus colegas de la poca atención que se ha prestado al tema de los viajes y la necesidad de limitar las salidas al exterior ante las carencias presupuestarias que enfrenta la institución.

Le recuerda a Ayú Prado de las múltiples veces que se ha ausentado del Pleno por aceptar viajes de cortesía de los que todavía espera que “señale expresamente cuáles han sido los beneficios”.

Díaz menciona en la carta que las salidas de Ayú Prado, son anunciadas prácticamente un día antes de que ocurran. A su juicio, agrega, los viajes deben ser aprobados antes de que se realicen y no a posteriori.

Díaz se queja en la carta del reducido números de temas agendados en las sesiones plenarias cuando el presidente se encuentra de viaje.

Por ejemplo, cita la nota: “en la sesión de ayer solo había un tema judicial y no administrativo, siendo la respuesta de la secretaria general que muchos casos estaban relacionados al magistrado Ayú Prado, razón por la que no estaban incluidos en agenda.

Díaz también hizo referencia a los $10 millones que estaban destinados para la implementación de la Carrera Judicial, pero que en su lugar, Ayú Prado los desvió para el nombramientos interinos para el Sistema Penal Acusatorio sin cumplir con los procedimientos que señala la Carrera Judicial.

“Cualquier viaje que haga un magistrado atrasea los procesos porque el suplente no puede firmar por el principal lo que éste ya decidió en el Pleno”, señala Díaz.

Finalmente el magistrado propone que se establezca como regla que ningún magistrado en un mismo año realice más de 5 viajes o este fuera del país por más de 15 días hábiles y cualquier exceso lo utilicen en sus vacaciones para hacer viajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario