viernes, 26 de agosto de 2016

La estructura de transparencia que se no se siguió en Donoso

Un fideicomiso, creado para manejar los impuestos de la minería, agoniza sin que las autoridades del distrito hagan esfuerzo para implementar el mecanismo de transparencia

En marzo de 2018, el Muncipio de Donoso recibirá un aproximado de $5 millones de dólares -al precio actual del cobre- en concepto de regalías que deberá pagar la empresa Minera Panamá al Estado, tal como lo señala el Código de Recursoso Minerales que rige la actividad.

El ingreso, que sería de forma constante por aproximadamente 34 años, tiempo de operación que tiene proyectada al mina, debería cambiar la situación de extrema pobreza que viven los moradores de Donoso.

La clave para que esto ocurra, sin embargo, consiste en crear un mecanismo para administrar los fondos con transparencia, en beneficio de la comunidad y que propicie la rendición de cuentas y evite el mal uso de los recursos o la corrupción.

El municipio de Donoso ya ha empezado a ver los frutos de la minera que explota el cobre de sus suelos.

El tesorero municipal, Víctor Lam, manifestó a este diario que el municipio mantiene una cuenta en el Banco Nacional de Panamá con un saldo de casi $2 millones producto de los impuestos por construcción que pagó la mina.

La forma de distribución de esta plata, según el propio Lam, ha sido una fórmula heredada de la administración anterior adoptada por el Consejo municipal que decidió que el 10% correspondería a cada representante de corregimiento, 6 en total. Y el resto, 40%, lo maneja el Alcalde.

No obstante, previendo la bonanza que llegaría a este municipio y el buen uso de los fondos, en julio de 2012, el Consejo municipal creo un fideicomiso de carácter irrevocable para administrar el patrimonio.

El impulsor del fideicomiso fue Ricardo ‘Dicky’ Panay, asesor de la minera y quien dirigió técnicamente a la empresa encargada de elaborar el plan de desarrollo comunitario sostenible de Donoso.

El fideicomiso plasmado en Gaceta Oficial No.27117 del 4 de julio de 2012, recoge las regalías que correspondan al municipio provienentes de la minera, los impuestos de construcción, y otros ingresos. Como administrador figura el Banco Nacional y con él se pretendía financiar los proyectos a largo plazo tomando en cuenta la periódica entrada de los dineros provenientes de la explotación minera.

Una idea hasta ahora en papel, y de la que el tesorero municipal parece no estar enterado de la misma.

“Usted es la primera persona que me habla del Fideicomiso en Gaceta Oficial”, dijo Lam a La Estrella de Panamá.

“Si sabía”, asegura Panay, “si lo hemos hablado un millón de veces. Lo que pasa es que ellos no pudieron implementarlo”, añade.

La cuenta en el Banco Nacional nunca se abrió. Al no crearse esta cuenta el plan no se desarrolló, el fideicomiso fue asfixiado. “Nació pero vivió poco tiempo”, dijo una excolaboradora de Minera Panamá.

La idea consistía en ejecutar, mediante el fideicomiso, un plan que atacaba los ejes principales, salud, educación, desarrollo económico local, medio ambiente y administración. La estrategia estaba centrada en la educación como mejor forma de salir de la pobreza.

¿QUÉ PASÓ?
Panay explica que el documento tiene dos años en los escritorios del Consejo Económico Nacional, CENA.

Llegó ahí después de que el alcalde anterior, Feliciano Villareta, fue al banco a abrir la cuenta. Por tratarse de dineros públicos requiere del visto bueno.

De ahí, poco o nada ha presionado el municipio para obtener su documento. “No por resistencia del CENA”, aclara Panay, “sino porque el CENA tiene mil cosas que hacer, cada cual empuja su trámite y en el municipio de Donoso no se han preocupado por eso”, indica.

“A alguna gente no le conviene el fideicomiso porque con eso se implementa la transparencia, deben hacer una rendición de cuentas cada 6 meses. Ahí, en el municipio, les falta impulso, son gente de campo pero es un equipo complejo”, menciona Panay.

Lo que ha provocado esto es que los dineros ingresen a la cuenta que mantiene el municipio en el Banco. Sin embargo son pocas las obras que ha podido lograr el Municipio porque “la Contraloría les echa los proyectos para atraás porque tienen errores en los procesos de aprobación”, aclara Panay.

Según el consultor, el alcalde Villarreta armó una estructura municipal para cuando se recibierna los fondos. Sin embargo, “la operación del municipio es muy grande, el sueldo del secretario general por ejemplo es comparable con uno de la ciudad, el del tesorero con uno de Chorrera”, explica el asesor.

Lam asegura, jura y perjura, que los dineros se han utilizado en forma transparente. Dice que cuando la Contraloría termine de levantar el audito del Municipio saldrá “clarito” y que todos los mini proyectos que ha efectuado el municipio y los representantes reflejarán cómo, y en qué, se invirtieron los 7 millones que ha recibido el municipio en la actual administración de la minera. En esta cifra se incluye el dinero de la cuenta del Banco Nacional.

“Por ejemplo, en Los Indios -dice Lam- se hizo una cancha de Basket techada, en las montañas se ha arreglado el estadio, hemos reparado escuelas en Guásimo, se han puesto cantidad de paneles solares para aliviar la situación de la falta de electricidad. Por eso le decía que no tengo preocupación, cuando se haga el audito todo eso va a salir”, indica.

Con afán de expresar las obras que ha ejecutado el Municipio Lam describe que han “utilizado el dinero para la planilla, para refuerzos aéreos en el Guásimo, se hacen actividades navideñas y les repartimos algunas cosas a la gente, les compramos equipos deportivos para que aprendan a jugar beisball”.

Añade el tesorero que el municipio ha efectuado 4 rendiciones de cuenta con la comunidad.

“Ellos no han hecho rendición de cuentas, ellos se han reunido con la gente y les han dicho la plata que van a gastar. No tienen obras reales financiadas”, argumenta Panay.

Cuando este medio solicitó a Lam una copia de cualquier informe de rendición de cuentas respondió con esquivas. Los funcionarios prefieren esperar el audito de la Contraloría antes de entregar a este diario un informe formal que revele las inversiones que han efectuado con los dineros.

“La idea del Fideicomiso hubiera sido un modelo de clase mundial, se escogieron las mejores prácticas para su creación”, dice la excolaboradora de la empresa minera.

Redacción
Adelita Coriat y Marlon Testa

No hay comentarios:

Publicar un comentario