viernes, 29 de julio de 2016

Juzgado falla a favor del Alclade en caso Crystal

El Juzgado Séptimo de circuito civil negó el amparo de garantías promovido por la sociedad Josephco, S.A. contra el alcalde José Isabel Blandón. La sociedad anónima consideraba que la orden emitida por el Alcalde de demoler las mejoras en el apartamento 15 del edificio Crystal, vulneraba sus derechos. Por tal razón interpuso el recurso que el juzgado no admitió.

El edificio tiene una larga historia de desaveniencias entre los vecinos y el dueño del último apartamento.

La sociedad anónima, en varias ocasiones ha estado a nombre del diputado suplente David Guardia, quien en entrevista previa, aceptó a este medio ser socio minoritario del inmueble.

Los vecinos se quejan de que el piso se renta a extranjeros al margen de la ley y frecuentemente se ve el paso de damas con poca ropa que suben al apartamento.

La vecina del 14, Kathleen McGrath es la más afectada por las filtraciones de agua que mantienen su casa prácticamente condenada, después de que un informe del director del Sistema de Protección Civil alertara sobre el posible riesgo de desplome de la loza a causa de la acumulación de agua entre pisos producto de las filtraciones. Esto motivó al Alcalde a ordenar la demolición.

“Estamos esperando si ellos van a apelar la decisión del juez. Tiene multas por todas las instancias de gobierno. La Autoridad de Turismo de Panamá tiene secuestrada la finca por una multa de $20 mil que impuso por haber reincidido en la renta del departamento por menos de 45 días.

A pesar de la sanción, las fiestas continúan en el 15. “Hace dos semanas vino un grupo de extranjeros que celebraban una despedida de soltero, y hubo un desfile de mujeres en el edificio. Tomamos fotos de ellas subiendo al último piso. Una muestra del uso indebido y violación a las normas de turismo ya que se alquiló el piso por 4 días solamente cuando la ley expresa que lo mínimo es de 45 días” recuerda McGrath.

Los trabajos de reparación para evitar la filtración de agua al 14 están suspendidos a pesar del riesgo que corren los inquilinos. Las autoridades ordenaron al piso 15 que no utilice el agua potable y/o de desagüe.

Kathleen Mcgrath, dice que vive un infierno en ese edificio. Además de su situación, la administración “del edificio está secuestrada por Guardia desde el 9 de diciembre 2015 por supuestos daños y nombró a una administradora judicial que nos hace la vida insoportable”,

Guardia afirma que no guarda relación con el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario