miércoles, 4 de mayo de 2016

Los escollos del Gobierno durante sus primeros dos años

Advierten sobre un equipo de trabajo ineficiente, lento, reactivo y poco planificador

Al cumplirse dos años de haber sido electo presidente de la República, el 49% de la población desaprueba la labor de Juan Carlos Varela, según la encuesta de Dichter y Neira elaborada a finales de marzo pasado.

Aquel 4 de mayo de 2014 ocurrió un cambio en el modelo de gobierno. El pueblo optaba por una propuesta austera que prometía transparencia, rendición de cuentas, reducción en el costo de la canasta básica y una constituyente.

Después de aquella esperanzadora promesa, brotaron a borbotones cientos de denuncias por posible corrupción que vinculaban a funcionarios de la pasada administración. Fue ese un aspecto que atrasó la ejecución del estrenado Gobierno, apuntan las fuentes entrevistadas por este diario.

CONTROLES QUE ATRASAN
‘La necesidad de restablecer controles eliminados durante la administración de Ricardo Martinelli causó tardanzas en el procesamiento de ciertos trámites, lo cual incidió sobre la reactivación de la inversión pública', señala el consultor empresarial René Quevedo.

‘El exceso de controles administrativos también arrastra un sin número de trámites burocráticos que causan un efecto de lentitud en el gobierno', coincide el economista y analista financiero Felipe Chapman. ‘Un problema que se puede resolver con ejemplos de éxito en otros países que ayuden a simplificar el aparato gubernamental', explica.

Como prueba presentada, el ranking en el que fue calificado el país en ‘Doing business', publicación que retrata a Panamá, por segundo año consecutivo, como uno de los países en los que más tiempo toma pagar impuestos. Lo sitúa en el puesto 166 de 189 países evaluados. El indicador estima que se requieren 417 horas al año para pagar los impuestos, en comparación con el resto de Latinoamérica, donde se emplean 361 horas a esta tarea.

El politólogo Richard Morales identifica un factor intrínseco del gobierno de Varela. ‘Hay deficiencias en el equipo y en la dirección. Esto incluye a Varela. No hay un proyecto de país que se diferencie del gobierno anterior. Mantiene un equipo sin duda deficiente, con poca capacidad política, figuras tecnocráticas con poco contacto con los problemas reales de la población, lo que los distancia como funcionarios', sostiene el experto.

No obstante, Quevedo indica que el patrón de ejecución de la inversión pública es consistente con administraciones pasadas. Por ejemplo, dice el consultor, ‘en materia de empleo, entre agosto 2014 y agosto 2015 se agregaron 38 mil 490 empleos a la economía, 23 mil 699 por encima (+160%) de las plazas generadas entre agosto de 2009 y agosto de 2010. A nivel externo, sin duda la contracción del comercio en Latinoamérica impactó a Panamá'.

Chapman agrega que la situación económica del mundo, la perspectiva de aumento en las tasas de interés, ‘el entorno económico en América Latina en países más grandes han desacelerado la economía en Panamá. Sin embargo, el precio del petróleo ha actuado a favor'.

En materia de justicia, transparencia y combate a la corrupción se mandan mensajes contradictorios, describe Chapman. ‘Hay una percepción de que los grandes corruptos son inmunes, y eso aunque no esté directamente ligado al gobierno, le impacta. Están condenando a funcionarios de tercera y cuarta línea y quienes fueron los artífices se burlan de la justicia, están fuera del país o gozan de medidas cautelares', exclama.

Juan Carlos Araúz, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, también inclina la balanza al tema judicial. Lo hace advirtiendo que los escándalos de corrupción que investiga el Ministerio Público requieren una explicación, "que ningún tema judicial se resuelve a corto plazo'. "El paso del tiempo, sin el cierre de los casos, ha provocado un cuestionamiento al gobierno, que asocia condenas a su éxito gubernamental", dice.

Araúz concluye que ‘la gestión de gobierno debe evitar la confrontación política y concentrarse en la ejecución de proyectos y obras que realmente tengan impacto en la vida diaria de los panameños, siendo el costo de la canasta básica el principal reproche en lo que ha transcurrido de su administración'.

REFORMAS ESTRUCTURALES
Un punto álgido para cualquier gobierno es lograr consensos para arrancar de raíz los obstáculos que por años han frenado el desarrollo nacional.

‘Pareciera que Varela no estuviese dispuesto a cumplir su promesa de campaña de reformar la Constitución, a través de una constituyente', añade Morales.

No todo son obras. Hay otras reformas estructurales que el gobierno está pasando por alto, pero que son impostergables, por ejemplo, señala Chapman, ‘el sistema educativo, el judicial, la atención en salud; nada de eso está contemplado en una reforma de raíz', indica.

Enoch Adames, coordinador académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, es crítico en su breve análisis.

Identifica tres situaciones que no han podido superarse en esta administración: la justicia, la corrupción y la injerencia del Ejecutivo en los procesos penales, todos factores internos que han actuado en detrimento de la administración Varela.

Es puntual al señalar que ‘la corrupción desborda la institucionalidad, el tráfico de influencias, y se han sostenido bajos niveles de profesionalismo administrativo en su desempeño".

En cuanto al sistema penal, a pesar de que debe servir de balance entre el poder Legislativo y Ejecutivo, y aplicar la ley para que exista un Estado de Derecho, Adames explica que estos dos temas constituyen serias debilidades del gobierno de Varela que "se expresan de manera dramática en una ausencia de políticas públicas y pésimos valores en los temas de gestión y coordinación interinstitucional en las políticas de gobierno".

La crisis mencionada se agrava por la ausencia de una eficiente carrera administrativa y "una persistente visión tradicional -casi oligárquica- de gestión estatal", añade.

Por ejemplo, la crisis del agua, reparación de escuelas, nombramientos de docentes, y otros pendietnes sociales.

El académico suma otro factor imprescindible en cualquier gobierno, pero ausente en esta administración. Y reseña cómo la crisis migratoria evidencia una falta de política de población que atañe, además de los gobiernos de Seguridad y de Gobierno, la política social de administración pública.

‘El gobierno es reactivo y descoordinado', califica Adames, situación notoria entre la Cancillería y los ministerios de Gobierno y Seguridad Pública.

Por último, en cuanto a los factores que han golpeado la administración Varela, Adames considera que la filtración de los papeles de la firma Mossack Fonseca, si bien ha afectado la imagen del país a nivel internacional, no lo ha hecho internamente. ‘Lo que ha actuado como un bloqueo que impide una reflexión sobre el modelo económico del país que las grandes firmas de abogados desean mantener intactas cuando debería, afirma, permitir evaluar mecanismos financieros y detectar las debilidades que afectan nuestro sistema y el sistema fiscal internacional'.

Agrega que la ausencia de políticas ‘nos hacen vulnerables en el conjunto de las relaciones internacionales y es cónsono con el fracaso de la gestión de Dulcidio de la Guardia en Francia', adonde viajó la semana pasada.

LOS EXPERTOS RECOMIENDAN...

  • Evitar la confrontación política y concentrarse en ejecución de proyectos. Impera la idea de que los grandes corruptos son inmunes
  • Atender inmediatamente las reformas estructurales impostergables: educación, justicia, agua, vivienda y una constituyente.

RICHARD MORALES POLITÓLOGO
Varela heredó proyectos en conflicto, no obstante, su estrategia no ha sido cambiar a los protagonistas de los proyectos sino a quién se beneficia con estos'.

FELIPE CHAPMANSOCIO INDESA
‘Se mandan mensajes contradictorios en temas como la transparencia y el combate a la corrupción. Se percibe que los grandes corruptos siguen impunes',

No hay comentarios:

Publicar un comentario