sábado, 5 de marzo de 2016

Fiscalía pide juicio para Richard Fifer y Kenneth Morgan

La fiscalía Decimosexta considera que existen suficientes elementos para que el empresario Richard Fifer y su socio Kenneth Morgan comparezcan ante los Tribunales por supuesto delito contra el patrimonio económico en perjuicio de la empresa Gold Dragon

La Fiscalía Decimosexta a cargo de Kira Brokamp llamó a juicio al empresario Richard Fifer y a Kenneth Morgan quienes fungían como directores de Petaquilla Minerals, S.A, acusados del delito contra el patrimonio económico en perjuicio de la empresa Gold Dragon Capital Managment, Ltd.

Gold Dragon asegura que Petaquilla Minerals lo engañó al venderle unas concesiones que nunca tuvo en sus poder. El contrato consistía en que a cambio de que Gold Dragon invirtiera cien mil dólares canadienses en exploración y de cerciorarse de que era propietaria del 2% de las acciones de Petaquilla Minerals, Ltd, compañía madre de Petaquilla Minerals, S, A, se emitieran en circulación, Gold Dragon tenía la opción de recibir a cambio las concesiones de Rio Belencillo zona 1 y 2, y las concesiones de Rio Petaquilla. No obstante, Gold Dragon asegura que fue engañada porque a la firma del contrato, Petaquilla Mineral representó que tenía las concesiones en sus manos y que eran capaces de transferirlas a mas tardar en 120 días de ejecutarse la acción, la fecha era el 6 de mayo de 2006.

De acuerdo a las sumarias de la Fiscalía, el regente del tema minero, la Dirección de Recursos Minerales del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), mediante nota certificó que Petaquilla Minerals mantiene en esa Dirección una solicitud de concesión de exploración para Río Belencillo y Río Petaquilla. La solicitud fue presentada por Adrian Resources, ahora Petaquilla el 22 de diciembre de 2003 y fue declarada elegible para la exploración de minerales metálicos, sin embargo, no se le ha otorgado contrato de concesión a dicha solicitud. Por tanto, agregó el Mici, la empresa no puede transferir o realizar otras acciones sobre las concesiones antes de ser aprobadas o admitidas por el Estado, ya que para esto debe tener un contrato de concesión y Petaquilla Minerals no cuenta con ningún permiso de explotación ni exploración en las zonas mencionadas.

EL CONTRATO
La versión del querellante, Gold Dragon, se remite al 7 de mayo de 2005 John Cook presidente de Gold Dragon suscribió con Petaquilla Minerals un contrato de opción de compraventa sobre los derechos de varias concesiones. En función del contrato Petaquilla Minerals quedó obligado a vender a Gold Dragos dos polígonos de territorio identificados como Zona 1 y 2 en un 68% en los Ríos

BELENCILLO Y PETAQUILLA 
En el contrato, Petaquilla declaró ser el propietario y beneficiario legal de ambas zonas.

En estas condiciones las partes convinieron que Gold Dragon entregaría $1,125,400 (dólares candienses) contra un 2% de las acciones de Petaquilla Minerals. El plazo del contrato dentro del cual Gold Dragon tenia opción a ejercer la opción de compra de los derechos enunciados corrió hasta el 7 de mayo de 2006, como se estipuló en el contrato.

En el documento entre las partes, el opcionante o Petaquilla Minerals; asegura que las concesiones están libre de gravámenes y limitaciones de todo tipo y que están paz y salvo con el gobierno y que pueden transferirse. En el acuerdo, Petaquilla Minerals también ofreció Gold Dragon la opción de procesar el material mineral.

Según el querellante, Petaquilla debía entregar en un plazo de 60 días el título de las concesiones o el 100% de las acciones de una compañía panameña que tenga la concesiones.

El día 18 de mayo de 2005, Petaquilla Minerals hizo público el acuerdo con Gold Dragon. Los accionistas de la empresa se enteraron a través de un comunicado que la compañía había otorgado a Gold Dragon una opción de comprar sus intereses en la concesiones de Río Belencillo y Río Petaquilla por más de un millón de dólares canadienses pagaderos en acciones de capital de Gold Dragon.

Para activar la opción Gold Dragon debía evidenciar la propiedad de un mínimo de $1,025,000 acciones de Petaquilla Minerals, Ltd., dentro de 120 días a partir de la ejecución del acuerdo de opción. Luego de la activación de la opción, Gold Dragon, señalaba el contrato, tiene el derecho irrevocable y la opción de comprar concesiones hasta el 7 de mayo de 2006.

El 5 de octubre de 2007, Richard Fifer, presidente y representante legal de Petaquilla Minerals remitió, según se lee en la vista fiscal, una nota a Gold Dragon en la que le menciona que el pago de 100 mil sobre la cuenta de gastos de exploración no se hizo en concordancia con los términos pactados. Por tanto, el acuerdo entre las partes no ha sido honrado por Gold Dragon, además indicó que involuntariamente habían mal informado a Gold Dragon y al público .

El hecho motivó al abogado de Gold Dragon y reclamarle a Fifer la posición adoptada por la minera. Ésta corrigió su postura y ambos se acercaron a Recursos Minerales en el Ministerio de Comercio donde se notificó el pacto efectuado entre ambas partes, y solicitó una vez al Mici el traspaso de las concesiones a fin de cumplir con Gold Dragon.

No obstante, según el querellante, a esta fecha Petaquilla Minerals no ha logrado obtener las concesiones que ofreció en opción a pesar de haber dicho que poseía las mismas en debida forma.

El querellante dice que Fifer lo engañó porque le ofreció un negocio imposible por inexistente y por tanto fraudulento porque le “quitó” casi $1 millón.

La Fiscalía giró múltiples boletas de citación a Fifer y Morgan para que rindieran sus descargos pero sin éxito. El juzgado Decimosexto concedió un termino de cuatro meses a la fiscalía para culminar la investigación y en este tiempo no se logró obtener la versión de los imputados. A pesar de eso, aparece en el expediente el abogado Luis Acevedo como representante legal de Fifer, quien además presentó un incidente de nulidad.

La fiscalía Decimosexta emitió la vista fiscal, no obstante, con llamamiento a juicio a Fifer y Morgan por la comisión del delito contra la administración de justicia (evasión), en perjuicio de Gold Dragon. La fiscal Kira Brokamp firmó la vista, al parecer sin percatarse del error.

Richard Fifer permanece detenido provisionalmente en la Dirección de Investigación Judicial después de que la Fiscal emitiera una orden de arresto a la Policía Internacional. Fifer fue detenido el 25 de febrero, dos meses después de haber lanzado la alerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario