viernes, 12 de febrero de 2016

Petaquilla Gold contradice versión de Gold Dragon

La minera que cesó operaciones en el 2014, indica que Gold Dragon nunca pagó el total de la inversión pactada por dos concesiones mineras ubicadas en el Distrito de Donoso, provincia de Colón

E l conflicto entre las empresas mineras Petaquilla Gold y Gold Dragon recrudece. Jorge Obón, vocero de la empresa Petaquilla Gold, en carta enviada a La Estrella de Panamá indicó, en relación al conflicto legal que mantiene la minera con la empresa Gold Dragon, que ésta última solo invirtió $36 mil de un total de $100 mil que había prometido para asegurar la incursión al equipo minero de Molejón, Distrito de Donoso, Colón. La concesión, desde el 2005, asegura Obón, no ha sido asignada y la misma se encuentra en manos del Estado a través del Ministerio de Comercio e Industrias, y no bajo custodia de la empresa Petaquilla.

En el 2005, Gold Dragon y Petaquilla Gold firmaron un contrato en el que Petaquilla otorgó la opción a Gold Dragon para comprar dos concesiones mineras en Panamá, en el río Belencillo y el Petaquilla, ubicadas en la provincia de Colón, contiguas a los yacimientos existentes de la explotación de cobre Minera Panamá. Ambas concesiones conforman un área de 15,300 hectáreas, con posibilidades de expansión. Según Gold Dragon, cuando Petaquilla transfiriera las concesiones, Gold Dragon otorgaría alrededor de 20% de sus acciones emitidas a la minera. La notificación fue entregada a Petaquilla en 2006, pero no se realizó.

Según Obón, el ingreso de $36 mil que puso Gold Dragon, esta certificado por la firma auditora Ernst & Young, lo que incumple, según la minera, el convenio firmado entre ambas partes en 2005, cuando se pactó una inversión de $100 mil.

“Una vez firmado el contrato en el 2005, por el Ing. Richard Fifer, presidente de Petaquilla Gold, se le envío a la Dirección de Recursos Minerales del MICI, una carta firmada por el Lic.Rodrigo Esquivel, directivo, haciendo el anuncio de la firma y la misma no tuvo en ningún momento contestación ni cuestionamiento”, se lee en la nota enviada por Obón.

El vocero de la minera agrega que en 2014 “se emitió otra carta a la Dirección de Recursos Minerales del MICI, firmada por la presidenta y representante legal de la empresa, Lydia Jaén de Carrizo. Esto último es importante ya que el Ing. Fifer, no era el Presidente ni Representante Legal de la empresa cuando comienza este proceso, sin embargo es al Ing. Fifer, a quien vinculan en el mismo.

Añade que al momento de firmar contrato con Minera Panamá, en el 2014, “sus abogados aseguraron que esto no perjudicaría la negociación ya que el Código Comercial solo da 7 años para que estas acciones prescriban. Solicitaron que comunicáramos a Gold Dragon y al MICI, y así se hizo como muestran los documentos en los archivos de Petaquilla Gold, los cuales tienen el sello de la dirección de Recursos Minerales con fecha del 30 de abril de 2014, en la cual se reiteraba el vencimiento del plazo para ejercer la opción, objeto del contrato”.

Según Obón, no se ha comprobado la estafa,delito del que acusa Gold Dragon a Fifer, “puesto que no existe documento donde se acredite que se transfirieron fondos o mucho menos lesión a la sociedad Gold Dragon, o cualquier persona jurídica”. Lo que cabe, en este caso según Obón, el verbo a aplicar es “engaño”, y ese engaño no se ha probado en 10 años, alega.

Con respecto a la orden de detención de Fifer emitida por la Fiscalía Decimosexta de Circuito solicitó a la Policía Internacional, Obón alega que no existe “un hecho punible y muchísimo menos la existencia de un proceso legítimo y con respeto a las leyes del debido proceso de la República de Panamá”.

Finaliza la nota diciendo que Fifer es un “empresario y comerciante panameño, que ha impulsado el desarrollo de la industria minera en Panamá y que gracias a su intelectualidad y su talento, Panamá cuenta dentro de su territorio con una de las industrias más prestigiosas en la minería a nivel mundial, quienes mantienen concesión con el estado para el desarrollo de una mina de cobre, oro y molibdeno, dando de esta manera trabajo a un gran grupo de panameños”.

A finales de 2013, la minera Petaquilla Minerals abandonó la extracción de oro y dejó a más de 600 empleados sin el pago de sus prestaciones laborales.

Fifer enfrenta al menos cuatro procesos en los tribunales panameños, entre ellos una denuncia del MICI por falta de pagos al gobierno en concepto de regalías, otra que presentó el Ministerio de Ambiente por supuesto delito contra el ambiente tras el cese de operaciones de la empresa que además adeuda casi $2 millones en cuotas laborales a la Caja de Seguro Social.

El paradero de Fifer se desconoce hasta el momento.

La empresa Petaquilla Gold no forma parte de la Cámara Minera, esta suspendida desde el cese de operaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario