lunes, 20 de octubre de 2014

Forense analiza un trozo de piel de una de las chicas

La fiscal indicó que los informes forenses no han logrado determinar las causas de la muerte.


Al laboratorio de Análisis Biomolecular ADN ubicado en la Ciudad del Saber, arribó una encomienda la primera semana de septiembre que contenía nuevas evidencias en el caso de Lisanne Froon y Kris Kremers, dos muchachas holandesas que desaparecieron el primero de abril cuando visitaban el sendero de El Pianista, en el Distrito de Boquete, provincia de Chiriquí. Posteriormente, en agosto, ambas fueron declaradas muertas por la fiscalía sin que aún se tenga la causa.

El forense a cargo del laboratorio, se apresta a revisar el contenido del paquete. Abre con cuidado el sobre amarillo de manila. Ha tomado todas las precauciones para no contaminar la muestra, por eso esta vestido con; guantes, gorro de tela, una bata especial, cubre zapatos, mascarilla, y sus lentes de ver.

La curiosidad intrínseca que emana del investigador se incrementa a medida que va desprendiendo los bordes del sobre para adentrarse en el contenido. Este es un caso en particular interesante, porque hasta el momento hay versiones encontradas sobre lo que pudo haber ocurrido a las chicas. Por un lado la fiscal superior de David, Chiriquí, Betzaida Pittí que está a cargo del caso no ha considerado que se trate de un crimen. Plantea que las jóvenes murieron a causa del algún accidente durante la travesía. En cambio, Enrique Arrocha defensa de la familia Kremers, y Octavio Calderón, uno de los criminólogos consultados por La Estrella de Panamá, sostienen que las holandesas fueron asesinadas.

Según la fiscalía los restos óseos encontrados no presentan evidencia de armas punzo cortantes o mutilaciones.


Antes, el forense también analizó otras evidencias óseas halladas por los lugareños de Altos Romero a orillas del río Culubre, en la provincia de Bocas del Toro. Sitio ubicado a doce horas a pie de el Pianista.

El científico saca del sobre una masa terrosa en forma de bola, también retira un hueso largo que posteriormente determinará que se trata de un fémur, extrae de igual manera otro hueso más corto, similar a una tibia.

El envío, que tiene como remitente la fiscalía de David, está acompañado por una escueta nota cuyas instrucciones se resumen en un renglón: estos restos fueron encontrados a orillas del río Culubre, se envía para análisis. La nota tiene la firma de Betzaida Pittí.

El papel no tiene una descripción detallada de la cadena de custodia como debería de ser en este tipo de procesos controlados que pretenden preservar la evidencia. La descripción debe indicar; lugar donde se ubicó la evidencia, fijación, recolección, embalaje y traslado en la escena, hasta la presentación al debate en los tribunales. Pero este no era el caso.

DESDOBLANDO LA PIEL
El laboratorio donde se analizan las pruebas pertenece al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en Panamá (IMELCF), único sitio a nivel nacional que efectúa este tipo de análisis.

El forense esta extrañado por la masa terrosa que tiene al frente. Comienza a hurgar el material para descifrar de que se trata. Poco a poco desdobla una masa alargada, aproximadamente de treinta centímetros, que toma aspecto de un tejido blando, de trozo de piel.

Tomó la precaución de hacer varias muestras antes de iniciar el procedimiento. Busca un balde de plástico con agua para sumergir el material.

Las pruebas deben manejarse con sumo cuidado, indicó el criminólogo Calderón.


Extendido sobre la superficie de trabajo se percata de que no es uniforme. Algunas partes, las más anchas, miden entre ocho a quince centímetros de ancho, en cambio otras, solo alcanzan los tres centímetros. Es la primera vez que el forense examina un tejido de esta naturaleza en el caso de las holandesas. Más tarde, definirá qué parte del cuerpo cubría esta piel y a quien pertenecía.

Por su extensión y forma alargada uno pudiera suponer que se trata de la porción que cubre el fémur, pero eso lo confirmarán más adelante los exámenes.

Habitado por los primeros agentes encargados de la descomposición del cadáver, cubierto del polvo -testigo del rincón oscuro donde probablemente yace el resto del cuerpo, el cobertor que hace unos meses fue útil para proteger al cuerpo del frío o del calor; para transmitir sensaciones; la envoltura que protegía a Lisanne o a Kris de cualquier sustancia nociva, hoy forma parte del grupo de evidencias de un posible homicidio.

Ambos restos óseos, y la piel en forma de bola, fueron hallados el 29 de agosto.

El dato es relevante para la investigación porque permite establecer con certeza el momento exacto de la muerte o las condiciones en que permaneció el cuerpo. Si partiéramos del hecho que la muerte de las chicas ocurrió la primera semana de abril, a cinco meses del hecho, estas larvas no deberían estar presentes. No llegan a la docena, tienen apariencia blancuzca y miden aproximadamente un centímetro y medio.

Son los primeros devoradores del cadáver.

Lo que indica al forense que el cuerpo permanece, o permaneció, en un espacio húmedo, bajo la sombra, a bajas temperaturas.

Con sumo cuidado observa que en uno de los extremos del tejido se aprecian unas manchas circulares negras que ocupan aproximadamente un quinto de todo el pedazo. Son de distintos diámetros, la más grande de siete milímetros. Un estudio químico, o histopatológico, concluirá más adelante a qué responde este grupo de lunares negros.

El proceso que realiza el científico contempla análisis histopatológicos, éstos determinarán si hubo alguna otra lesión en el tejido.

El forense continúa el recorrido, y revisa otras manchas rojas, éstas son producto de la hemoglobina del músculo.

En algunas de la extensión hay unos orificios, entre ocho y diez en toda la superficie, seguramente una señal de otro tipo de insectos.

HUESOS CONSERVADOS
Al adentrarse en la tibia repara que no tiene alteraciones óseas. Cuando el forense corta el hueso hasta la médula, detecta un estado seco, bastante conservado y sin huellas de putrefacción. Con el fémur ocurre algo muy similar, la médula está casi intacta. ¿Cómo quienes recolectaron estos huesos concluyeron que aquella bola cubierta de tierra formaba parte de las evidencias?

¿IGNORANCIA O DISEÑO?
Las pruebas deben manejarse con sumo cuidado, indica el criminólogo Calderón. Critica el hecho de que la fiscal solicite a particulares que manejen evidencia, como ha sido costumbre de Pittí, cuando “aparecen” a orillas del río Culubre, y ni siquiera llame a criminalistica o siga los principios básicos de la cadena de custodia. Éste es un motivo válido para descalificar a la fiscal, según el criminólogo Calderón.

Calderón se pregunta ¿cómo ésta persona esta a cargo de hacer investigaciones en el Ministerio Público?

Todas las pruebas que pudieran dar información con respecto a la causa de muerte fueron ignoradas violando todo protocolo investigativo.

“Toda oportunidad para llegar a la verdad fue echada a perder pero no sabemos si por ignorancia o por diseño” me dice Calderón. Y añade, “si es por ignorancia, la pregunta es la misma; ¿cómo una persona con cero conocimiento en investigaciones es la autoridad representando el MP? Si es por diseño, quién le pregunta a la fiscal ¿qué motivos tiene para no hacer una investigación profesional?”

Por los celulares se pudo conocer que se utilizaron correctamente hasta el 6 de abril.


Recientemente la fiscal indicó que los informes forenses no han logrado determinar las causas de la muerte y los restos óseos encontrados no presentan evidencia de armas punzo cortantes o mutilaciones. Añadió que en los parajes donde las chichas se extraviaron hay animales salvajes, y víboras.

Por los celulares se pudo conocer que se utilizaron correctamente hasta el 6 de abril. Mientras que en la cámara se tomaron 90 fotos en solo tres horas el 8 de abril, último día de registro.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. SERAN CIVILES con las autoridades corruptas, que por amor al dinero hacer cualquiera cosa.

      Eliminar
  2. Si las autoridades no denuncian las malos hechos, lo hará la ciudadanía. Este hecho es internacional, y el pais esta quedando mal, no hay pruebas que fue un accidente, y en lo que se ha dicho, todo muestra que fueron desmembradas y tiradas a la selva. las pruebas pudieron ser manipuladas, incluso un fluido coorporal se puede guardar y derramar en muestras, para que las pruebas salgas como ellos quieren. Me parece que ciertas personas creen que la ciudadanía es ingenua, realmente estamos esperando justicia . Hasta cuando se manejara la corrupción en estos niveles.

    ResponderEliminar
  3. Por las imágenes, que veo, esas jovenes pudieron ser invitadas por alguien, o alguien las esperaba, a pesar de que ella o el no salga en la foto, se supone que si el tenia el plan de hacerles daño, no iba a salir en las fotos, o las borro.
    Ese vestuario no era para ir de gira a alto romero, y no las veo con la incapacidad mental de perderse.
    Este es un misterio, la salida de la casa, y quien lo sabia?' si hubo algún amigo supuesto de confianza, los guías, en que programa estaban ellas cuando llegaron acá, ellos sabían donde se hospedaban. Estaban libres esos días, no es que venían a realizar una labor social?? quien coordino el hospedaje, quien le asigno el guía?' Sus amigos mas cercanos quienes eran?? que hacían en Bocas Del Toro, por donde cruzaron a Panamá. Porque esa fiscal, dice que fue accidente?? porque han permitido que los padres gasten tanto, y como que los quieren cansar??

    ResponderEliminar