viernes, 1 de agosto de 2014

Declaraciones de Mulino contradicen documentos

Firmó un contrato millonario para reparar 5 naves, pero la empresa se fue a quiebra, ahora dice que la compañía a cargo de las reparaciones comienza a tener problemas financieros

La empresa Helitech Support Services con la cual  el Estado mantiene un contrato para la repotenciación de 5  helicópteros marca Bell 212, en estos momentos se encuentra con problemas financieros. Lo anterior se lee en una carta enviada por el exdirector del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) Rigoberto Gordón al entonces ministro de seguridad (Minseg) José Rául Mulino.

En el 2009, como si se tratara de un presagio,  Gordón  alertaba a su jefe de un hecho que se registraría tres años después: la quiebra de la empresa  con la que el gobierno mantenía un contrato millonario para la reparación de 5 naves (AN-120, AN-121, AN-123, AN-125 y  AN-134) que se habían enviado a Canadá en el 2008 para extender su vida útil.

Mulino reaccionó por televisión a las  publicaciónes de La Estrella de Panamá que expusieron  una serie de irregularidades en los contratos efectuados entre el Minseg y las empresas Helitech Support Services, HSS Helitech Research Services y American Airparts, encargadas de reparar las naves. Contratos en los que se invirtieron casi $40 millones, sin embargo, de los cinco helicópteros, hasta la fecha, solo uno esta operativo.

LAS IMPRECISIONES
Mulino trató de explicar la génesis del contrato, sin embargo, en el intento cometió una serie de imprecisiones que contradicen los documentos del ministerio.   

Inició  con  una premisa equivocada:  dijo que “el monto total pactado cuando se firmó  el contrato (2008), era de 34.7 millones de dólares”. Pero no es así; el contrato 10-2008 rubricado en julio de 2008 entre el Estado y la empresa Helitech Support Services se negoció por $10,808,280 millones.
 
Mulino continuó su explicación diciendo que “el contrato se modificó y por la plata que ya se había pagado que eran 19 millones de dólares terminamos un helicóptero AN-120 y tenían que entregarnos el segundo cuando la empresa entra en un estado de quiebra en Canadá”. Otro error de cálculo. Los documentos contradicen la versión del exministro.

El pago realizado a la empresa Helitech Support Services  no fue de $19 millones, en vez, en agosto del 2009 -antes de que la empresa  se declarara en quiebra- el Estado había cumplido con un  primer compromiso de 4,323,312.00. En aquellas fechas la recomendación de los asesores que cita Mulino en la entrevista era de vender tres helicópteros, enteros o por partes, debido a lo onerosa que saldría su reparación. Incluso hay registro de notas enviadas en agosto de 2009  por el exviceministro de seguridad Alejandro Garúz quien ordenó la devolución de las naves a Panamá para su venta.  

Aún asi Mulino efectuó dos adendas  al contrato en el 2011; una por $19.5 millones y la segunda por $15.9 millones totalizando $34 millones. Esto, después de haber recibido la misiva de  Gordón, calendada el 27 de agosto de 2009, en la que  le alertaba sobre los problemas financieros que atravesaba la empresa. Luego, Mulino firmó ambas  adendas.

FIANZA Y PAGOS
Otros documentos dan cuenta de la  lentitud con la que trabajaba el taller en Canadá y la advertencia al Minseg de detener los pagos  ya que la empresa había presentado gestión del segundo cobro sin cumplir con el 33% de ejecución. No obstante, el Estado pagó aproximadamente $21 millones y la empresa entregó solo una nave, AN-120.  La fianza del contrato inicial fue de 2,161,656 con la Internacional de Seguros.

LA TERCERA EMPRESA
Mulino habla de la aparición de una tercera empresa “que si tiene una hoja de vida de trabajo con el SENAN que es American Airparts” -a quien el Minseg le cedió el contrato en forma directa- , “por la misma plata que falta por pagar y cinco millones más para adecuarle la tecnología  de navegación nocturna”.

American Airpars se inscribió en el Registro Público en noviembre de 2011. No es una empresa certificada por Aeronáutica Civil para hacer  reparaciones de naves. 

American Airparts pretende repotenciar los 4 helicópteros restantes por $20,643,520 millones. En junio Mulino recibió la nave AN-121. Pero en realidad no era la que regresó de Canadá, sino  una nave que compró American Airparts en el extranjero y acondicionó para el SENAN. Aquella tarde la nave no se mostró en los aires y algunas fuentes informaron a La Estrella de Panamá que el helicóptero no  tomaba vuelo por las fuertes  vibraciones que presentaba. En la tarde del viernes, Jhon Pinto representante legal de la empresa, envió un video en el que aparece un helicóptero en vuelo estacionario, según informó se trataba del AN-121 y dijo que fue grabado 8 semanas atrás.

Pero Pinto no precisó cuándo se efectuó un vuelo de comprobación de aeronavegabilidad del AN-121 que certifica que la aeronave se encuentra en condiciones operativas y que puede hacer vuelos seguros. Tampoco  respondió quien piloteó la nave que se mostraba en el video.

Aunado a esto el  abogado de la empresa American Airparts, Jorge Quirós, envió un escrito a propósito de la publicación de La Estrella de Panamá del 31 de julio donde se anotaba  que la compañia había cobrado el 90% del monto del contrato. Pero el jurista sostiene  que “la información en mención no se ajusta a la realidad, puesto que American Airparts, a la fecha solo ha cobrado adelanto la cantidad de $6,193,056, pago realizado en el mes de diciembre del 2013 quedando pendiente el resto del monto establecido en el contrato, sin embargo, ha continuado de manera responsable con todas las operaciones para cumplir con lo pactado”.

Mulino dijo que los que “hablan de esto es el interés de una empresa que siente que la  ubicada en Howard (American) le puede hacer competencia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario