jueves, 6 de junio de 2013

Panamá sin programas de reinserción para pandillas

Xavier Cousquer.


Representantes de varios países de América y Europa participan del 5 al 7 de junio en un foro sobre prevención de violencia y las políticas publicas que se implementan en este ámbito.  Se trata de un público particularmente importante que son los jóvenes, por tanto al hablar de prevención se piensa en los jóvenes.

No existe un modelo ideal para disuadir pandillas o conflictos entre ellas, en realidad cada país busca sus propios medios para responder a sus problemas. El esfuerzo mas importante en este caso es el de la reinserción social y laboral de quienes deciden desertar de las pandillas.

Los Ninis famosos, aunque algunos se integran a las pandillas, la idea es tratar de guiarlos a los puntos de trabajo que requiere el mercado a través de previas capacitaciones. Antes trata de evitar que abandonen la escuela, y si es demasiado tarde tratar de que la empresa privada logre mantenerlos en el empleo.

Es un tema complicado, las respuestas no son simples en esta problemática dice Xavier Cousquer Coordinador Temático de la Unidad Técnica Justicia y Seguridad Ciudadana del programa para la cohesión social en América Latina OEA, "hay que hacer un trabajo específico de vinculación entre los que se les ofrece a estos jóvenes en formación profesional y escolar y la realidad del mundo del trabajo".

El tiempo de formación profesional también debe servir para que los jóvenes se ambienten en el entorno laboral.  La idea es que el muchacho tenga un ingreso, y para tal efecto se buscan  sistemas de formación profesional que permiten la alternancia con el estudio, se les paga un salario reducido por el tiempo de trabajo, pero a la vez se les capacita para insertarlos.

No obstante, el fenómeno de las pandillas resulta muy complicado.  Las pandillas son una organización criminal con la capacidad de apropiarse de temas que tiene que ejercer la familia o el Estado, por eso, cuando un individuo forma parte de ella es que es extremadamente difícil sacarlo.

Los esfuerzos entonces se multiplican, y al Estado le toca mantener un vínculo con la sociedad que se esta perdiendo, es un trabajo de varios actores que deben de trabajar en manera conjunta y articulada.  La lucha contra las pandillas según Cousquer debe tener varios enfoques, no solo un trabajo represivo, sino uno de prevención ya que cuando entran en las pandillas es difícil sacarlos.  La prevención por tanto, se convierte en un pilar para evitar que los niños o pre adolescentes ingresen a estos grupos delictivos.

En Europa se realiza prevención hace varios años, pero las políticas surten resultados a mediano y largo plazo, toman tiempo para concretarse aunque en algunos sitios de Europa, a nivel local mas que nacional, se tienen resultados positivos como Alemania, España, Francia, Italia.  En el resto del mundo hay otras experiencias como en Canadá.

Panamá en estos momentos no cuenta con ningún programa de reinserción de pandillas que cuente con registros estadísticos que prueben su efectividad.  La prevención básicamente se hace a nivel de organizaciones no gubernamentales y algunos esfuerzos del gobierno, sin embargo, nada ha podido vencer el crecimiento exponencial de las pandillas que en tan solo cinco años se han elevado a 7,500 integrantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario