domingo, 14 de abril de 2013

La Venezuela post Chávez


Retos del próximo presidente
Situación complicada la de los hermanos venezolanos. País polarizado que enfrenta hondos problemas económicos, con dos devaluaciones recientes que afectaron al bolívar en un 40%.  En esta cifra se incluye la última de febrero que fue de 32%, lo que causó que los precios se dispararan al doble de un plumazo.

Según el Banco Central la escasez de alimentos llega al 20%, no hay huevo, pollo, leche, quesos y hasta artículos de aseo personal en los supermercados. Este desabastecimiento se ha ido agravando, en junio y septiembre del año pasado, según la misma fuente se registraba en un 13,1 %.

Sequía de dólares
El cambio vigente (de bolívar a dólares) desde 2003 reduce la disponibilidad de importaciones y por tanto la importación de capitales.  Por una parte los ciudadanos carecen de vías para adquirir o ahorrar en moneda extranjera, por lo que cuentan con cantidades limitadas para viajar fuera del país o estudiar.

El cambio oficial es de 6,3 bolívares por dólar, sin embargo, en las recientes subastas realizadas por Maduro se vendieron dólares por 14 bolívares.  Lo que vuelve la mirada a otro de los grandes retos de quien presida el país por los próximos años; le espera lidiar con un mercado paralelo ilegal capaz de consternar el precio oficial del dólar hasta en cuatro veces.

Inseguridad
Gran parte del problema económico lo conforma el enorme déficit fiscal que enfrenta el gobierno, una alta tasa de inflación, un endeudamiento prácticamente insostenible que se ha disparado de cinco a seis cifras registrándose en mas de 150 mil millones de dólares, y lo que es aún mas dramático es que la recuperación económica no parece dar signos de recuperación al menos al corto tiempo.

Por si fuera poco Venezuela tiene uno de los índices de violencia mas altos de la región y el mundo.
El observatorio venezolano de la violencia reportó durante el año 2012 un incremento generalizado de la violencia, que fue el resultado de un aumento en su magnitud, en sus modalidades y en su extensión territorial.  La violencia se incrementó en su magnitud pues los asesinatos aumentaron a pesa de las diversas medidas adoptadas por el gobierno nacional para su prevención y control, algunas de ellas valiosas en su intención y diseño.  De manera conservadora el observatorio estimó que en el año 2012 mas de 22 mil personas fallecieron víctimas de la violencia para una tasa de 73 muertes por cada 100 mil habitantes.

Situación insegura ésta, que motiva la migración de sus habitantes a otros países de la región.  Si bien es cierto, se tiene la impresión de que gran cantidad de los venezolanos que viven fuera de su país se debe a razones políticas o por diferencias de criterio con el gobierno al mando, la gran mayoría aduce que abandonó su país por la incontrolable violencia en las calles y lo que es peor, la evidente impunidad que rige en el sistema jurídico.

Petróleo y déficit fiscal
Recordemos que el producto Nacional de un país es el valor agregado de todas las cosas que produce en un año.

Con esto en mente debemos acentuar que Venezuela cuenta con una de las reservas de petróleo mas grandes del mundo.  La producción de crudo venezolana se sitúa en el entorno de 2,5 millones de barriles diarios, un millón menos que cuando llegó Hugo Chávez a Miraflores hace 14 años.  En el 2012 Venezuela recibió 21 mil millones de dólares por ventas de petróleo.

Las ventas de petróleo entran a PDVSA. De este monto PDVS gasta una parte, y la otra parte se destina a impuestos.  Los impuestos van al gobierno y mas de la mitad de lo que recibe el gobierno de impuestos provienen de esta fuente.

El gobierno distribuye estos ingresos en gastos internos, planilla gubernamental, inversiones, y la financiación directa de programas sociales como la erradicación del analfabetismo, de expansión de la sanidad a zonas rurales, viviendas etc. Esta política, vista desde el sector petrolero mundial o de quienes difieren con el chavismo, es la responsables del estancamiento de PDVSA por la omisión de inversiones y del arrastre de la economía de ese país.

Según el Bank of America-Merrill Lynch, el gasto público aumentó 30% en términos reales como resultado en los 12 meses previos a las elecciones de octubre.

Pero cuál fue el resultado de estas inversiones? Las evaluadoras lo califican sus consecuencias con amargo sabor que ha dejado secuelas notables en el déficit fiscal venezolano.

Morgan Stanley calcula que el déficit fiscal aumentó a 12% en el año 2012.  El Banco Mundial declaró que en el 2012 la economía bolivariana creció un 5%, sin embargo, para este año 2013 las cifras no son tan alentadoras. Estiman que la economía crecerá 1.8%, empero otros analistas son aún mas pesimistas y vaticinan números rojos en esta materia o incluso consideran que entrará en recesión.

La falta de confianza en el sistema gubernamental, las constantes nacionalizaciones de empresas de capital nacional e internacional han ahuyentado a los inversionistas. Esto es sinónimo disminución de producción interna, menor recaudación de impuestos, y por tanto mas dependencia del gobierno en préstamos para solventar los gastos.

Dicho esto, un reto indispensable que tendrá  el próximo presidente será encontrar la ruta para invertir los petrodólares en proyectos gubernamentales.  Remediar el bajo desempeño de la producción petrolera.

El gobierno entrante, cualquiera que sea éste, tendrá que decidir si continúa o no el financiamiento del petróleo en los países que coinciden con la expansión de la revolución bolivariana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario