martes, 12 de marzo de 2013

Norberto, vete al infierno

LA HISTORIA EN BREVE  por Ciro Gómez Leyva
Extraído de Milenio.com

Parte esencial de nuestro trabajo es recordar. El domingo posterior a la transmisión del programa de CNI/Canal 40 sobre los abusos sexuales de Marcial Maciel, el entonces reportero de La Jornada, Salvador Guerrero Chiprés, esperó a que concluyera la misa que celebró el arzobispo primado y cardenal Norberto Rivera para pedirle una opinión sobre el caso del fundador y guía de los Legionarios de Cristo. Mayo de 1997.

Con una insolencia antagónica a la humildad católica, Norberto le encajó a Salvador frente a todos: “¡Las acusaciones son totalmente falsas, son un invento, dinos cuánto te pagaron a ti!” Jamás pidió una disculpa pública.

Años después, Norberto fue acusado en una corte de Estados Unidos por encubrir a curas pederastas. Quedó absuelto, y de esa absolución se agarró el pasado fin de semana para tratar de ridiculizar desde Roma a la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes, que exige al Vaticano que el cardenal mexicano no participe en el cónclave que inicia hoy para elegir Papa, por su complicidad con los criminales religiosos.

Es lo mismo que demandan en México los hombres valerosos que arriesgaron pellejo y prestigio cuando acusar a Maciel era un grave riesgo. Como un periodista que vivió la hostilidad de Norberto Rivera y padeció las consecuencias del castigo que él y los suyos promovieron por transmitir ese programa de 1997, me sumo a las voces que no piensan olvidar el daño, el mal ocasionado por este ministro de la Iglesia.

Fue un cómplice. Está impune. Que pague, así sea con descrédito, en la tierra. Porque en el otro mundo, sin duda, arderá en el infierno junto a su adorado benefactor padre Maciel.

Fuente: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9174786

No hay comentarios:

Publicar un comentario