viernes, 8 de febrero de 2013

Las enfermedades y el alma

Hay quienes afirman que en el siglo XXI habrá una nueva forma de abordar la salud humana, un enfoque en el que se combinen terapias convencionales y métodos complementarios para lograr mejores resultados en los tratamientos. Se distingue por la integración mente-cuerpo además de aceptar las dimensiones psicológicas y espirituales de las enfermedades. Y aunque no pretende curar enfermedades con yoga o Rei Ki, lo que busca es ver al ser humano como un todo y no tratar la enfermedad en forma aislada.

Otras corrientes analizan las enfermedades comos reflejos del alma. Se asombraría si realiza un autoexamen con aquellas dolencias que enmarca Louis Hay en su obra “Sana tu cuerpo”. Louis puede hacer un diagnóstico del paciente tan solo por su apariencia, por ejemplo si un paciente tiene acne es que la persona no se acepta a si mismo, no se gusta. Las adicciones corresponden a un enfado por tomar decisiones equivocadas, entre éstas el alcoholismo se presenta por culpa, incapacidad o rechazo de uno mismo. No es raro observar a la gente pegada al cigarro, droga o alcohol cuando no haya solución a un problema, se siente ahogado, o no logra tragar los hechos que vive, algo les decepciona, o no aceptan. Bajo esta teoría holistica, las arrugas pueden deberse a pensamientos depresivos, resentimiento con la vida. La bulimia es un terror desesperado y purga de odio a uno mismo.

Es posible que para muchos científicos conservadores estas “explicaciones” no sean ni siquiera dignas de análisis, para otros resulta mas importante prevenir este tipo de emociones para evitar que aparezcan estas enfermedades o dolencias. El escrito afirma que la irritabilidad del colon es temor a relajarse, o inseguridad. La conjuntivitis la anexan a enfado y frustración por lo que se ve en la vida.

Esta corriente se ha afianzado hasta en quienes practican la medicina tradicional. El médico cirujano Jorge Carvajal habla sobre la salud y las emociones. Carvajal esta convencido de que el 70% de las enfermedades provienen del campo de conciencia emocional, de emociones guardadas, reprimidas. En esta escala por ejemplo sitúa al temor como una gran enfermedad producida por ausencia de amor. La ira en cambio, lejos clavar amargura, tiene un sentido contrario, es la autoafirmación, la búsqueda del territorio, la defensa de lo que es suyo y justo.

No obstante, el ser humano también es capaz de crear los anticuerpos para todos estos males. El remedio para muchas de estas dolencias parece resumirse en sonrisas y sensación de alegría y bienestar. La alegría según Carvajal es la mas bella de las emociones porque es la emoción de la inocencia, del corazón y la mas sanadora de todas. Si mezclamos alegría y miedo nos ayuda a no dar tanto importancia al segundo.

No en vano los viejos recuerdan que la risa es el alimento del alma y añadiría yo, el acompañante de los ancianos.

2 comentarios:

  1. La teoría mencionada es acertada, desde el punto de vista estadístico y físico. Lo cierto es que ciertas emociones pueden provocar trastornos en el sistema inmunológico que predisponen al organismo a una diversidad de afecciones físicas, como alergias, cardiopatías y problemas circulatorios. Eso lo explica en detalle el libro "Emociones que matan" de Don Colbert, que he leído y recomiendo.

    ResponderEliminar
  2. Lei tus reflexiones y son interesantes los argumentos "Las enfermedades y el alma". Soy creyente de que la Salud va íntimamente ligada a la autoestima. Una dosis de reconocer tenemos un Dios al cual le debemos dar las Gracias diariamente por permitir nuestra vida y de nuestros congéneres, ayuda enormemente y de allí de recomendarte siempre que rieras bastante pues el mismo Dios nos lo solicita. Bien predica quien bien vive. Dígase lo que se quiera el camino mas seguro de la salud es no creer jamás estar enfermo; muchos de los males conocidos por nosotros los mortales derivan del médico y de la fantasía. Saludable es al enfermo la alegre cara del que le visita.Todas las almas son inmortales, pero la de los justos son divinas.El alma necesita pocas cosas, el cuerpo, muchas. "El hombre se mueve, Dios le guía." Estas son las reflexiones de lo por ti comentado ya a mis 82 años de estar en este mundo.Respetuosamente para Adelita y sus seguidores. Humberto

    ResponderEliminar