viernes, 18 de enero de 2013

La verdad siempre sale a flote

Tal vez esta frase sea la que mejor se adapte a la realidad de un ciclista que por años juró que vendía la historia perfecta y la mentira mas real de su vida.

Todo salía tal cual como lo planeaba la ambición desmedida que se apoderó de su ser mucho antes de que él mismo se diera cuenta.

Tan descarada fue su conducta, que se atrevió a demandar a quienes delataron sus “coctails” que enmascaraba con las transfusiones de sangre que recibía a consecuencia del cáncer que le estaba ganando la batalla. El cáncer; una batalla que Amstrong no estaba dispuesto a perder, y que su perseverancia en aferrarse a la vida, parece haberla trasladado al ciclismo para aferrarse a la gloria. Y lo hizo en forma sistemática con el dopaje que fue el motor perfecto para coronarse siete veces campeón del Tour de Francia. La fórmula se convirtió pronto en un requisito indispensable para este propósito, y con la misma insistencia, Amstrong desechaba culpas y conciencia convenciéndose a si mismo de que la sustancia formaba parte del trabajo.

Le había perdido el miedo a la conciencia y a la ética. De hecho no le molestaron cuando negó ante la corte en un proceso judicial que ingería esteroides, tampoco tuvo reparo en acordarse de ellas cuando demandó a sus compañeros por haber dicho la verdad que él pretendía sepultar en lo mas hondo de su culpa.

Pero lo que en realidad pasaba por debajo de la piel de Amstrong eran ansias de triunfo y una ambición desmedida que le robaban la calma y no solamente eso, eran la combinación perfecta para sostener por años una historia de la que él mismo se abanicaba.

El caso por tanto, ahora no solo se trata de un deportista que traicionó y engañó consecutivamente a sus seguidores, sus patrocinadores o que incluso actuó con la complicidad de los organismos internacionales de deporte, sino que podría tornarse en la pesadilla mas amarga de su vida, -si es que no lo es ya- por la posibilidad de ser enjuiciado por perjurio al mentir a los tribunales lo que hoy admite en la televisión cabizbajo.

Las mentiras llevaron a Amstrong a la cúspide de su vida, pero también lo han arrastrado al peor de los pantanos donde pasará el resto de su vida tratando de disculparse y enmendarse con todos los que en algún momento vieron en él un símbolo de inspiración y superación.

1 comentario:

  1. ADELITA: "LA MENTIRA ES COJA Y EN ESA CARRERA LA VERDAD SIEMPRE LA ALCANZA" ENCONTRARÁS DEBATES INTERESANTES DE "¿QUE ES LA VERDAD? INCLUSIVE QUIENES DEFIENDEN EL DOPARSE DEBE SER ADMITIDO ESE ES NUESTRO MUNDO ACTUAL.EL QUE PARPADÉA PRIMERO PIERDE...LO TIENES EN TU LIBRO CUANDO TE ENFRENTAS A OTRA PERSONA. LA CARA DE OPHRA PROYECTABA LA INCREDIBILIDAD DE LO QUE ESTE LE ESTABA DICIENDO A ELLA, NO AL PUEBLO. ELLA LA GUARDÓ CON EXCLUSIVA Y TREMENDA PLATA DEBE HABER RECIBIDO POR LA MISMA. SALUDOS VOY PARA UNA DUCHA EN AGUA TIBIA. "OIGA EL FRÍO"......WAOOOOO........

    ResponderEliminar