jueves, 27 de diciembre de 2012

2013 el año del billete y la credibilidad política

Este año 2013 estará impregnado de aquellas tediosas e invasivas campañas de políticos con la intención de convencernos de por qué debemos votar por ellos en los próximos comicios electorales. Millones de dólares se invertirán en todas las formas de publicidad. Para que se de una idea, los expertos aseguran que la campaña presidencial podría rondar entre 20 y 30 millones por candidato. Algo mas curioso; el costo de la campaña será inversamente proporcional a la credibilidad que demuestre o tenga el candidato.

Las recientes campañas electorales para representantes se calcula que costaron aproximadamente 600 mil dólares por candidato, especialmente en los corregimientos mas poblados donde la inversión es mayor.

En las próximas elecciones los aspirantes a la alcaldía capitalina, deberán amasar, no menos de 3 millones de dólares considerando el fervor político que vivimos. Por otro lado, las tarifas de los medios ayudarán también a determinar el costo de la campaña, especialmente después de la compra de medios que se ha desatado recientemente, una clara estrategia para cerrar espacios y asfixiar a quienes no cuenten con los recursos para sufragarla.

Será una campaña de billete. El discurso, tal vez, pasará a segundo plano de no ser que los candidatos se peguen a la disertación moral, ética y de honestidad.

Un factor determinante en esta elección, y lo verán, serán los expedientes que cada parte sacará de su contrario. Esto arrinconará y obligará a ciertos aspirantes a contrarrestar los señalamientos con nuevos mensajes, mas intensos y por tanto mas costosos.

¿Que primará entonces? El papel de los periodistas y los medios. Lejos de ser meros portadores de mensajes a través de sus espacios, los comunicadores deberán ser críticos, analíticos y mostrar lo bueno, lo malo y lo feo de los aspirantes para que no “vengan a echar cuento” y presenten propuestas sustentadas.

Esto será posible solo mientras los dueños de medios estén dispuestos a mantener a estos periodistas al aire, a pesar de que quien se vea afectado por su trabajo decida retirar la pauta del medio. Una reacción muy frecuente en nuestros políticos faltos de tolerancia que califican el trabajo del comunicador como un ataque personal y no de los planes de campaña.

En este mismo tono, el año que inicia diseminará todo tipo de información sobre los candidatos, pero mas importante será la credibilidad de los mismos y de los comunicadores que realicen las entrevistas y reportajes sobre ellos.

Solo de esa forma, con una radiografía clara y respetuosa sobre los planes futuros de quienes pretenden alcanzar los puestos populares, se podrá contar con un panorama transparente para que el elector tome su decisión independientemente de los regalos o prebendas que pueda recibir de los candidatos.

2 comentarios:

  1. Los políticos del medio estan mal acostumbrados debido a que sus falsedades no son denunciadas con pruebas al Ministerio Publico o al Tribunal Electoral.Despues que varios de ellos sean procesados debidamente y se sanciones a los culpables y se liberen a los inocentes, seguiran el Estado de Cosas mencionadas. La accion mas correcta es denunciar con pruebas para que exista un juicio y un fallo de un juez.

    ResponderEliminar
  2. Los medios de comunicacion tienen sus intereses de ganar dinero y sobretodo preservar al medio para que siga existiendo por lo que dan instrucciones a sus empleados y les tiran la linea a seguir. Esto ha sucedido siempre desde los inicios de nuestra Republica. Incidente grave fue cuando un Ex-General Militar cerró todos los medios y dió instrucciones de echarle acido a las impresoras de aquel tiempo. La objetividad se logra en muy pocos medios y todos los dueños defienden sus intereses personales. Sucede a nivel Internacional puedes analizarr a CNN que estaba Turner a favor de Rommey y muchos de sus principales participantes como el Situation Room, Morning News etc. Creo esto se impondrá tambien ademas de la compra del voto que es un delito Electoral.

    ResponderEliminar