miércoles, 13 de junio de 2012

Visita de Martinelli a la OIT

El discurso se centró en lo económico más que en las relaciones obrero patronales, las políticas económicas han sufrido transformaciones vitales que han sido rechazadas por ciertos grupos económicos, dijo el mandatario en la OIT. Los opositores del gobierno criticaron, en cambio, que el presidente no goza del apoyo de las clases trabajadoras. "El trato que se le ha dado a los sindicatos en este país, la actitud no ha sido la mas correcta en este sentido dijo el vice presidente de la República.

Panamá es un país con mucha riqueza y no podemos aspirar que los trabajadores que hacen construcciones modernas regresen a sus casas y las escuelas con baños de letrinas agregó el vicepresidente Juan Carlos Varela. Durante la 101 sesión de la Asamblea de la OIT, el mandatario habló a delegados, ministros y diplomáticos, pues la representación sindical le dio la espalda y abandonó el recinto donde hablaba Martinelli. Mientras, el presidente enumeraba las bonanzas económicas por las que ha pasado el país; "hemos logrado bajar la pobreza de 36% a 23% en tres años (..) Esta bonanza nos impone la responsabilidad de ir cerrando la brecha economómica y social entre ricos y pobres". "Enfrentamos una crisis mundial y una crisis de la globalización", dijo Martinelli ante la conferencia en Suiza que convoca en Ginebra Suiza a delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores de los 185 estados miembros de la Organización. El mandatario argumentó que pese a los buenos resultados económicos existe una posibilidad de desaceleración por la Eurozona que amenaza el crecimiento de la región. Panamá tuvo un crecimiento económico de 10,6%, "el mayor de la región" y la tasa de desempleo según los datos oficiales es de 4,5%, la mas baja registrada en el país desde 1963. Una bonanza que obliga al gobierno a reducir la brecha entre ricos y pobres y lograr mejor oportunidades para la población con bajos ingresos.

GINEBRA (Noticias de la OIT) - El Presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, recordó hoy a los delegados presentes en la Conferencia anual de la OIT que el crecimiento económico no es inmune al entorno de incertidumbre y por lo tanto es necesario tomar medidas para convertir esta “crisis de la globalización” en oportunidades de progreso. "Su experiencia como empresario le ha permitido ver en primera persona el papel central que juega el trabajo en el desarrollo de las personas y de las sociedades", añadió el Director General de la OIT. Martinelli destacó que su Gobierno apoya el uso de mecanismos de diálogo social y negociación colectiva. "El tripartismo panameño ha llegado a una etapa de madurez en la búsqueda de la cooperación entre el gobierno, los empleadores y los trabajadores", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario